Apocalíptica explosión en Beirut deja más de 100 muertos y 4 mil heridos

43040

Cristian Antonio Cooz.-Una apocalíptica explosión ocurrida este martes 4 de agosto en Beirut, la capital del Líbano, dejó más de 100 muertos y unos 4 mil heridos.

La monstruosa explosión que estremeció toda la capital, se produjo en el puerto, específicamente en un almacén de explosivos.

Las autoridades informaron que la desproporcionada detonación generó un temblor de tierra que pudo ser registrado por los sismógrafos de Israel y Jordania.

El Servicio Sismológico de Estados Unidos estimó que la energía liberada era comparable a la de un sismo de más de 3.3 grados.

Un hongo y un “domo blanco destructor”

Los supervivientes de tan portentosa tragedia, dijeron que primero escucharon explosiones generalizadas, parecidas a fuegos artificiales, y que luego…”sobrevino el apocalípsis”.

En los videos pudo escucharse la explosión inicial en Beirut, y observarse la pavorosa columna de color rojo que, como un hongo nuclear se hirguió siniestra sobre la ciudad.

Pero lo peor estaba por llegar. De inmediato, un domo blanco se elevó al cielo, cubriendo el hongo explosivo y todo el puerto, antes de avanzar en un radio de acción destructor y asesino.

El “domo blanco” era la poderosa onda expansiva que destruyó edificios, vehículos y vidas a una monstruosa velocidad.

Onda de choque de 10 km y edificios desintegrados

En pocos segundos, la onda de choque fue destruyendo todo a su paso por amplio radio de 10 kilómetros desde la zona cero.

Algunos edificios cercanos a la zona cero, fueron virtualmente desintegrados.

La explosión fue descrita por los habitantes como “nunca antes vista ni en tiempos de guerra”.

Los supervivientes, hombres, mujeres y niños podían verse cubiertos de polvo, deambulando ensangrentados, llorando, con la ropa hecha girones o con escalofriantes heridas.

2 mil toneladas de nitrato de amonio

El presidente del Líbano, Michel Aoun, informó que la horrorosa explosión fue por 2.750 toneladas de nitrato de amonio almacenado de manera insegura por un lapso de 6 años.

Destacó que los responsables deben pagar por la mortandad causada y que era inaceptable que el nitrato de amonio estuviera almacenado en esas condiciones.

El nitrato de amonio es un deflagrante de color blanco, muy utilizado para las municiones en la guerra.

Por su parte, el primer ministro del país, Hassan Diab, pidió ayuda internacional para “sanar heridas tan profundas”.

Cadáveres bajo los escombros

Las autoridades dijeron que el número de muertos puede ser considerablemente mayor, dado que hay muchos desaparecidos bajo los escombros.

Los heridos se contaban por miles, colapsando los hospitales. Los médicos no se daban a basto para tan grande tragedia, descrita por muchos como “peor que la guerra civil de 1975-1990”.

Se sintió a 240km

Habitantes de la isla mediterránea de Chipre, a 240km de la costa del Líbano, aseguraron haber sentido la onda de choque.

La devastación y la ruina era total en Beirut, por lo que analistas internacionales creen que esto desatará una hambruna y un nuevo conflicto armado, dado que en los últimos meses se habían incrementado las protestas callejeras para exigir sanear la maltrecha economía del país.

Sospechan de Hezbolá

Aunque el grupo terrorista Hezbolá negó de inmediato estar involucrado en la explosión, sospechosamente esta ocurre a tres días de que un tribunal de Naciones Unidad emita veredicto contra cuatro integrantes de Hezbolá por el asesinato del primer ministro libanés Rafik Hariri, perpetrado con un carro bomba en 2005.

Líderes mundiales ofrecieron sus condolencias y apoyo al gobierno libanés.

La Casa Blanca informó que el presidente de EE.UU, Donald Trump, estaba “siguuendo la situación de cerca”.

Se conoció además de manera extraoficial que el ejército israelí estaba en estado de alerta.