El retorno del rey de copas

1258

Luis José Castellanos @LJx14.-Desde la renuncia de Zinedine Zidane como el director técnico del Real Madrid, la lucha por el banquillo de la casa blanca se ha efectuado al más puro estilo de Juego de Tronos, la silla blanca fue deseada por muchos que pretendían continuar el yugo de Zizou, dos se sentaron y ambos se levantaron sin poder otorgarle a la fanaticada lo prometido, otros tantos odiaron el trono merengue precisamente por miedo al fracaso, dejando a la institución sin posibilidades de lograr adueñarse de alguna de las principales copas del año pero al igual que la famosa serie que esta en el estreno de su última temporada donde se conocerá quien quedara en la silla de hierro, el Madrid parece haber encontrado el líder que los saque del mal momento, y como si de autentico Targaryen se tratara Zizou retorno como el rey que jamás perdió su trono y con 9 copas en su reinado anterior es el indicado para reestructurar los pilares merengues que pretendían quebrantarse y así devolverle al Madrid el lugar que les perteneció durante tres años como los amos y señores del reino europeo.

Cuando el rey Zizou dejo su cargo no lo hizo por una mala relación con sus jugadores o el presidente Florentino Pérez mucho menos lo hizo por malos resultados, por el contrario en 2 años y medio el Frances le entrego a la institución 9 títulos entre los que destacaron 3 Champions de forma consecutiva, Zidane dejo su cargo porque sentía que en los 2 años y medio al mando de los merengues exprimió todo el potencial de sus pupilos y que para mantener al Madrid en lo más alto del reino europeo era necesario un cambio de monarca capaz de entregar una filosofía de juego distinta y de pedir un poco más con un nuevo discurso, pero ninguno de los dos candidatos a la corona del rey Zizou pudo lograr resultados al menos aceptables.

Julen Lopetegui fue el primero en tomar el cargo, comenzando con una enorme polémica tras conocerse que sería el sucesor de Zidane, para el momento el técnico era el seleccionador de España y esperaba el debut de la selección en el mundial pero tras divulgarse la noticia fue despedido dejando a España muy mal parada para su debut mundialista, lo peor de todo es que esto fue solo el principio de una mala decisión ya que su estancia en la casa merengue fue corta y plagada de malos resultados, sus ideales casi nunca se demostraron en el campo y en los pocos momentos que sucedió solo se veía un equipo racano, poco profundo, con mucha posesión pero sin nada de peligro. Con tantos inconvenientes para plasmar su idea los resultados terminaron en su despido y la posterior llegada de Santiago Solari.

La llegada del argentino provoco cambios que empezaban a dar resultados, con un poco más de suerte que un juego vistoso y dominador el Madrid de Solari comenzó a escalar en la tabla de la Liga hasta el 2º lugar, avanzo en Copa del Rey a semifinales y llego a los 8º de la Champions League, jugadores de mayor peso empezaron a perder su puesto, Bale termino en el banco gracias a Vinicius Jr, Isco paso de ser titular a no ser convocado en más de una ocasión quedando por su banda Lucas Vázquez, Marcelo fue sorprendido por un joven Reguilón que de a poco se fue ganando el puesto imprimiéndole más defensa a la banda izquierda y desbordes ofensivos de gran calidad, Casemiro fue otro de los que se vio amenazado por uno de los jóvenes escuderos pero pudo recuperarse debido a la lesión de Llorente, el mediocampista entregaba la seguridad defensiva en los relevos, permitía una salida limpia y más dinámica, su ofensiva esta por debajo del brasileño pero no por mucha diferencia, todos estos detalles convirtieron al español en el candidato a quedarse como el 5 del equipo hasta que llego la lesión que lo alejo del campo.

Con los cambios el nuevo heredero del trono merengue dejaba a la vista la posibilidad de recuperarse y así coronarse en alguno de los tres reinos más importantes para la institución, el nivel de los caballeros blancos empezó a subir al igual que el de los escuderos que pretendían ganarse un asenso, pero en lo que parecía ser el mejor momento del club llego una derrota ante el Girona correspondiente a la Liga Española que abriría las compuertas de una semana fatídica. En 8 días los dirigidos por Solari debían enfrentar dos veces al Barcelona un partido por Copa del Rey y otro por Liga mientras que en Champions el rival de turno era el Ajax holandés a quienes habían vencido en el partido de ida. Los tres partidos contaron historias distintas pero terminaron en el mismo resultado, el primero de ellos fue ante el Barcelona en partido de vuelta por la Copa del Rey el claro dominador de la contienda fue el Madrid pero la contundencia ofensiva se quedo del lado de los culé que dejaban a los madridistas sin Copa del Rey, el primero de los reinos había caído y tan solo era el comienzo de la invasión a la casa merengue, para el segundo partido de la semana se encontraron nuevamente con los estandartes azulgranas, esta vez el partido sería más nivelado, esta vez la contienda fue un clásico autentico, lleno de idas y vueltas, con polémicas y con otra victoria para el barça en territorio madrileño, con otro reino cercano a las manos de su acérrimo rival, el Real Madrid solo podía apostar por su reino favorito, La Champions League, el panaroma ante el Ajax parecía favorable pero el contexto desarrollo otro final, el joven equipo holandés se transformo en un vendaval aterrador, taparon cada salida y bloquearon cada idea merengue, la contundencia fue atroz y llenaron el saco de Curtois sin piedad, en este punto las últimas defensas de rey Solari se desvanecieron obligándole a levantarse del trono, dejándole el puesto a quien jamás debió levantarse de el.

El retorno del rey Zizou a la silla merengue para la presente temporada no esta destinada a la conquista de títulos, esta vez Zidane regresa para armar un ejercito capaz de iniciar una nueva monarquía, tan solo con tomar nuevamente su lugar llego el primer refuerzo proveniente del Porto, también regresaron al once titular jugadores insignia en su plantilla, lo curioso no es que volvieran a ser titulares, lo curioso es al nivel que regresaron; Bale, Isco, Marcelo y Navas, parecían no haber presentado inconvenientes en la campaña, con la llegada de Zidane al banquillo se notaba al menos de esto jugadores la comodidad y el ímpetu de querer hacer las cosas bien en el terreno, la presencia del rey de copas ya comenzaba a dar los resultados que Florentino tenía en mente, pero el regreso de Zizou no es solo para devolverle la sonrisa a los jugadores que se sentían incómodos o contratar un central de una proyección prometedora, Zinedine esta de regreso en su trono para convencer a los caballeros  y lords más fuertes del reino del fútbol a apostar por la casa merengue y creer en que el Madrid puede gobernar una vez más la Champions y todo el territorio español.
Recuperar al dueño de las 3 Champions históricas levanto esa atención que se esperaba de posibles nuevos fichajes y recuperar un poco el animo de jugadores importantes, aún así no desaparece el mal momento del equipo, el juego sigue siendo espeso y poco vistoso, el balón parece quemarle los pies a la plantilla, aunque se planteen formaciones con jugadores de mucha técnica el viacrucis para el conjunto merengue será largo y los deseos de que la temporada termine irán aumentando, justo aquí comienza el verdadero trabajo de Zidane, el técnico esta demostrando que quiere recuperar el nivel de ciertos jugadores. Conocer con quienes puede contar y a quienes puede vender será fundamental en la reestructuración de la casa blanca, para esto el francés apuesta como todo un Targaryen de sangre pura a tres dragones que pueden entregar las fuerzas necesarias para sus conquistas, Hazard, Mbappe y Pogba son los nombres de las figuras míticas que le han rendido pleitesía al técnico francés y al equipo español desde que se hicieran las preguntas a sus posibles llegadas. Obviamente hasta los momentos son solo rumores pero sin duda que Zinedine ira a por todas en el mercado de fichajes, ya lo intento antes de irse y en su regreso con más libertades tiene que hacerlo si quiere repetir los logros de su primer reinado. El camino será complicado de aquí al final de temporada pero si Zizou logra recuperar ciertas piezas y fichar jugadores claves, podrá combinar esa plantilla repleta de juventud y experiencia que tanto le sirvió para convertirse en el Rey de Copas.