Frenazo migratorio: Venezolanos deberán tramitar visa para poder viajar a Chile

727

Cristian Antonio Cooz.-Aunque la prensa internacional (excepto la boliviana), destacó como un logro el otorgamiento de una “Visa de Responsabilidad Democrática” para los venezolanos entre los anuncios del presidente Sebastian Piñera de este lunes 9 de abril, lo cierto es que para  muchos, se trata de un endurecimiento en la nueva política migratoria de Chile, un brutal frenazo migratorio.

Y es que desde el venidero 23 de abril, ya los venezolanos sencillamente no podrán entrar como “turistas” a Chile, para luego, tramitar su visa temporaria de trabajo hasta conseguir la definitiva de residente, como había sido hasta ahora.

Para muchos, este decreto presidencial de Piñera que ofrece la mencionada “Visa de Responsabilidad Democrática” a los venezolanos, es solo una manera elegante de darle un freno determinante a la migración desde ese país del norte sudamericano que ha causado la crisis política y económica en la que está sumergido.

Desde el 23 de abril, los miles de venezolanos que semanalmente entraban vía terrestre desde Perú por la frontera norte de Chile, ya no podrán hacerlo si no llegan con la mencionada visa ofrecida por Piñera, pero que debe ser tramitada en Venezuela en los consulados chilenos del país petrolero. Esta visa podrá ser solicitada a partir del 16 de abril de 2018 y otorgará un permiso de residencia por un año, prorrogable hasta obtener la visa definitiva.

Para los inmigrantes que hayan ingresado a Chile antes del 8 de abril del presente año, habrá un proceso de regularización que no incluirá a quienes tengan antecedentes penales.

Para los haitianos, habrá dos visas: una consular de turismo simple y una con fines humanitarios que apunta a la reunificación familiar para luego solicitar la residencia definitiva, pero con un límite de visas a entregar en un año.

Los venezolanos que veían a Chile como la tierra de la salvación tras huir de la crisis humanitaria en su país, esta “Visa de Responsabilidad Democrática” se les presenta como un engorroso trámite burocrático que deben solicitar en el caos de Venezuela donde falta la comida, las medicinas y hasta el transporte público y el dinero en efectivo. Representa para la mayoría de quienes iban a viajar al país austral, un brutal freno a sus sueños, dado que se teme que las visas sean otorgadas en cantidades muy educidas.

Algunos leyeron en las palabras de Piñera “Ordenar nuestro hogar común”, sencillamente el derecho de Chile de tener una migración ordenada, que deje fuera elementos delictivos que pudieran corromper la sociedad chilena, como ocurre en ciudades como Antofagasta, también llamada “Antofalombia” por la gran cantidad de nacionales colombianos que viven allí, algunos de los cuales son señalados de haber llevado a Chile la violencia que ha asolado a su maltratado país.

Evo Morales, Presidente de Bolivia criticó que si bien la nueva política migratoria de Chile fija criterios para ciudadanos de todo el mundo, hace especial énfasis en haitianos y venezolanos.  En su cuenta twitter escribió: Con campos minados, prohibición de ingreso a autoridades nacionales, persecución a servidores que luchan contra el contrabando y últimas restricciones contra migrantes bolivianos. Gobierno Chile no garantiza paz ni amistad con Bolivia. Política aislacionista es política imperialista.