Localizan restos de submarino indonesio Naggala 402 que se hundió con 53 tripulantes

125

Cristian Antonio Cooz.-Este sábado 24 de abril fueron localizados restos flotantes del submarino indonesio KRI Naggala 402, que se hundió el pasado miércoles 21 de abril a unos 100 kilómetros de la isla de Bali, en el mar de Java, al noroeste de Australia.

La marina de Indonesia, en conjunto con buques de guerra y aviones de guerra y detección submarina P-8 Orión de EE.UU, así como naves de India, Malasia, Singapur y Australia, localizaron los restos flotantes sobre una mancha de aceite de unos 200m² dentro del área de búsqueda de unas 11 millas náuticas (20km), lo que fue percibido como un signo de la nefasta suerte del submarino y sus 53 tripulantes.

El jefe de las Fuerzas Armadas de Indonesia, Hadi Tjahjanto, dijo este sábado durante rueda de prensa en la capital, Yakarta, que los objetos encontrados sobre la mancha de aceite han sido ubicados cerca de la última ubicación del Naggala 402 y que entre estos materiales, hay una botella de lubricante para el periscopio y un artefacto destinado al cuidado de los torpedos. Al parecer fue un P-8 Orión de EE.UU el que detectó una gran resonancia magnética de la nave submarina siniestrada.

La marina de Indonesia barajaba dos posibilidades sobre la mancha de aceite: una, hubiera sido un esfuerzo desesperado de la tripulación por aligerar el submarino y estabilizarlo a 100 metros; la otra posibilidad aterradora, era el estallido de los tanques de combustible.

La marina de Indonesia comunicó este mismo sábado que: “basándonos en las pruebas que creemos proceden del KRI Naggala 402, hemos cambiado el estado de DESAPARECIDO a HUNDIDO”.

¿Explotó un torpedo o bajó a mucha profundidad?

Esta es la primera señal de que ocurrió una tragedia al submarino KRI Naggala 402 luego de tres días de titánicos esfuerzos para encontrarlo; y si los objetos hallados proceden de él, se cree que la catástrofe habría ocurrido al poco tiempo de que el capitán de la nave hubiera pedido para sumergirse en horas de la madrugada del 21 de abril para llevar a cabo su misión, que eran prácticas con torpedos.

Fuentes ligadas al equipo de búsqueda internacional, no descartaron que a poco de la inmersión, uno o varios torpedos hubieran estallado, lo que habría desintegrado el submarino Naggala 402 matando a toda su tripulación, o que un hipotético fallo en el sistema de abordo lo hubiera enviado al fondo marino, a unos 850 metros de profundidad, cuando la nave solo tenía límite para sumergirse 500 metros.

Esta escalofriante hipótesis de la inmersión más allá de sus límites, podría haberlo destruido por completo por motivo de la presión extrema sobre el casco. Esto habría matado a los tripulantes sin que pudieran saber qué les pasó.

Se quedarían sin oxígeno el sábado

Ahora bien, los expertos creen que si el Naggala 402 soportó las altas presiones y llegó al lecho marino sin posibilidad de poder emerger, este es el escenario más terrorífico para cualquier tripulación de submarino, dado que estarían expuestos a morir asfixiados por falta de oxígeno con ataques de claustrofobia, confinados en esa nave que se convertiría en su ataúd.

Los expertos prefieren que, si se ha perdido el Naggala 402, sea “por piedad” en el primer escenario, donde ellos no tendrían tiempo para sufrir. Por otro lado, las posibilidades de que siguieran con vida eran muy bajas, dado que el sábado 21 de abril a las 3: de la madrugada se quedarían sin oxígeno.

El submarino de la marina de Indonesia KRI Naggala 402 estaba operando en la flota de Indonesia desde 1981. Fue construido en Alemania en 1977 y modernizado en Corea del Sur de 2010 a 2012. Indonesia actualmente cuenta con 5 submarinos para patrullar las aguas de sus islas.