”Pepeto López” hacía reír con su sola presencia, con un solo gesto

2026
Pepeto un grande del humor

Cristian Antonio Cooz.-Juan Ernesto López, mejor conocido como “Pepeto López”, uno de los humoristas más grandes del mundo, un venezolano íntegro, caballeroso y un gran ser humano, falleció la madrugada de este lunes 10 de diciembre de 2018 a la edad de 83 años, dejando un gran vacío en el corazón de todos los venezolanos. Se fue, el humorista natural, aquel ”Pepeto López”que  hacía reír con su sola presencia, con un solo gesto, sin necesidad de chistes rebuscados.

El gran ”Pepeto López”, por muchos reconocido como uno de “los grandes” de Radio Rochela, el mejor programa cómico del país y de (la fuera del aire planta televisiva), RCTV.

El sentido fallecimiento de ”Pepeto López” fue confirmado por su amiga y excompañera de trabajo, Nelly Pujols a través de su cuenta twitter. Fueron multitudinarios los mensajes de condolencia hacia la familia de Pepeto por las redes sociales.

”Pepeto López” nació en Valencia, estado Carabobo un ya lejano 22 de septiembre de 1935, fue hermano del célebre médico valenciano “Pepe López”. Estudió en el colegio La Salle de Caracas y luego pasó a estudiar arquitectura en la Universidad Central de Venezuela, donde debido a su gracia natural, ya mostraba su portentoso carisma para la comicidad. Allí conocería a otros grandes de la comedia venezolana como Cayito Aponte, Joselo, Beto Parra, Charles Barry, entre otros.

Hacía reír con su sola presencia

Quienes le conocieron desde entonces (y luego todo el país), se dieron cuenta que era tal el carisma de ”Pepeto López”, que hacía reír con su sola presencia, con un solo gesto. Todos sus personajes fueron verdaderas obras maestras del buen humor. Entre los más recordados están Papupapa, Genovevo y el archirecordado “Félix Gonzalito”, interpretado junto a Martha Piñango.

En broma, muchos venezolanos se identificaban con “Félix Gonzalito”, este humilde trabajador de oficina a quien su patrona explotaba y que para nunca aumentarle el sueldo, le pagaba con chistes malos.

Hizo reír hasta más no poder a las generaciones de venezolanos y de otros países en las décadas de los 60, 70 y 80, y más allá. Ningún venezolano olvida de interpretación del presidente Rafael Caldera, y de otros de sus geniales trabajos.

Él mismo se reía de su cara

Pepeto era simplemente Pepeto. El arquetipo del “antigalán” tanto dentro como fuera de la pantalla. Él se reía de su cara, presentándose en su eterna actuación cómica, como “llegó el galán”. ¿Qué venezolano no recuerda cuando las solteronas de Radio Rochela, Flora y Hortencia esperaban eternamente al Puma José Luis Rodríguez y el que llegaba era Pepeto?

Las solteronas de ese sketch cantaban “…Hay San Antonio bendito, no quiero un novio bonito, no importa que sea choreto, con tal que no sea Pepeto…” ¡Para morirse de la risa!

Era tan venezolano Pepeto, que la tan usada frase “ponerse las pilas” (para indicar que alguien debía espabilarse o ponerse atento), fue popularizada por él en el programa “Show de López”, junto al actor Humberto Buonocuore.

¿Quién no recuerda a Pepeto metiéndose en líos con Bobolongo y otras muchas más actuaciones brillantes? Todo el país te recordará siempre. Gran Pepeto López porque eres parte esencial de la fibra del venezolano, de su “mamadera de gallo”, pese a que los tiempos sean malos y intenten borrar las sonrisas de los rostros.

Los venezolanos te recordarán como un humorista de la bonita Venezuela que se fue, pero también de la Venezuela de la esperanza en el futuro. Hasta siempre Gran Pepeto López.