Prisión perpetua para especialista de efectos de X-Men y Avatar que mató sus padres por no cuidarle el perro

392

Cristian Antonio Cooz.-“Aló ¿policía? Soy Serguéi Kudriávtsev, diseñador de efectos especiales de X-Men, “El Señor de Los Anillos”, Avatar y el Planeta de Los Simios. Exterminé a puñaladas a mis padres, porque los muy imbéciles no cuidaban bien de mi perro”.

Con esa aberrante declaración, Serguéi sabía que se exponía a la prisión perpetua.

La pomposa presentación fue de palabras frías, brutales, ofensivas y demenciales, con las que este maestro ruso-neozelandés de los efectos especiales, se transformó en un monstruo sanguinario y parricida; en una bestia peor que las que creaba para sus películas.

El doble asesinato ocurrió en mayo, y cinco meses después, octubre de 2019, ha sido condenado  a dos cadenas perpetuas por la justicia inglesa, según el periódico británico Evening Standard.

Pero la llamada telefónica para confesar el parricidio no la hizo de inmediato al escalofriante asesinato ocurrido exactamente el 20 de mayo de 2019, sino; no el 23 de ese mes .

Esperó tres días durante los cuales, dejó bañados en sangre y mutilados en su casa de Londres, los cuerpos inertes de sus progenitores Tatiana Kudriávtseva y Vladímir Kudriávtsev, de 68 y 69 años.

En esos días, Serguéi contempló los cuerpos sin ningún remordimiento, luego, se entregó mansito a Scotland Yard. Una vez en la comisaría, relató tranquilo y sin nervios, todo el escalofriante drama.

Sin arrepentimientos

Durante el interrogatorio del 11 de octubre, Serguéi, de 48 años de edad, dijo con descaro: “tenía más de tres meses intentando no asesinarlos (a sus padres), porque no cuidaban bien de mi perro, pero al fin liberé mi ira”.

Reconoció que cometió un crimen espantoso, pero agregó con desenfado, “no estoy arrepentido todavía”. Admitió además que no estaba intoxicado cuando cometió parricidio y que sabía perfectamente lo que hacía.

Relató a los boquiabiertos policías de Scotland Yard que su perro, un mastín de nombre Enzo, había sufrido una infección en los dientes porque sus padres dejaban la ventana abierta.

Un perro de pedigree y un papá con cáncer

Criticó que el ambiente donde se estaba criando su mascota no era el apropiado para un perro de su clase y pedigree, ya que su padre Vladímir Kudriávtsev padecía de cáncer y eso le resultaba deprimente.

Serguéi tenía el perro Enzo en casa de sus padres porque no quería pagar a ningún extraño para que lo cuidara mientras él se dedicaba a su trabajo que exigía muchos viajes.

El perro Enzo tenía un veterinario exclusivo y un masajista a domicilio, recobía baños con esencias aromáticas de Nueva Zelanda y además disfrutaba de una dieta exclusiva.

Irónicamente, Serguéi se mostraba tacaño a la hora de ayudar con las cuentas médicas de su padre cáncer, a quien tampoco le pagaba por tener el perro en su domicilio.

Su esposa lo dejó por su obsesión canina

La exesposa de Serguéi, declaró que en el año 2008, decidió abandonarlo, porque él la acusaba con violencia de la muerte prematura de una perrita llamada Nikita, que para ese entonces tenía como mascota y la cuidaba y celaba más que a ella que era su esposa.

“Antes de Nikita había tenido otro perro que también murió. Entonces,
Serguéi quiso suicidarse al perder a su mascota (…), se comportaba violento y extraño. Lo dejé porque su obsesión canina me daba miedo”, declaró la exesposa.

Todas estas barbaridades fueron expuestas en el juicio por el fiscal del caso Anthony Orchard, quien pidió  cadena perpetua para Serguéi, pero se quedó corto, porque el juez condenó al especialista de efectos especiales del “Señor de Los Anillos”, no a una, sino !a dos cadenas perpetuas!

La única preocupación que aparentaba Serguéi tras escuchar el fallo en su contra, era saber, quién iba a cuidar de su perro ahora que estaría para siempre en prisión por culpa de su obsesión enfermiza que lo llevó a destruir la vida de sus padres y la suya propia.

Síguenos @NoticiasHoy_ve