¡Vueltos locos! Dos PoliValencia se fugaron a Pto. Cabello, se emborracharon, se bañaron uniformados en la playa y botaron las pistolas

4236

Cristian Antonio Cooz. – “Estos barbarazos sí que se pasaron la responsabilidad policial por el forro”, dijeron con sonrisas amargas algunos porteños al enterarse que una parejita de funcionarios de Polivalencia fue detenida tras presuntamente volarse de su guardia para irse a Puerto Cabello, donde él y ella se metieron rolo ‘e pea, se bañaron con todo y uniforme en la Playa de El Palito, y de paso, “botaron” las pistolas.

Según se supo, este “ejemplar par de oficiales” fue identificado solo como el oficial Palma y la oficial agregado, Arroyo.

Ambos funcionarios adscritos a la Coordinación de Tránsito y Vigilancia  Terrestre de Polivalencia, estado Carabobo, cumplían en su turno de guardia la noche del viernes 16 de abril.

Al parecer estaban aburridos, por lo que decidieron irse de rumba sin importarles un cuerno que estuviera de servicio.

Pasaron por El Cambur

La pareja de policías malaconducta arrancó con todo y patrulla pa’ la playa en horas de la madrugada del sábado 17.

Supuestamente primero pasaron por El Cambur, donde habrían comprado cerveza y licor fuerte, para tomarse esa “bomba atómica” con la que se meterían la rolo ‘e borrachera.

Una vez en la playa, Palma y Arroyo dieron rienda suelta al desparpajo loco. En la oscuridad, “perrearon” bailando reggaetón sobre la arena y bajo la Luna creciente.

Olvidaron el deber por el beber

Presuntamente también cometieron varias  actos obscenos, pero al final, se metieron al mar a bañarse con todo y uniformes, deshonrando su investidura como oficiales del orden y la ley.

Era como si ambos hubieran decidido vivir la vida loca, pero sin Ricky Martín.

Era lamentable, pero olvidaron cumplir con su deber por irse a beber.

Tirados sobre El Palito

Arroyo y Palma parecían de verdad vueltos locos. La borrachera era de tal magnitud, que durante ese acto supremo de irresponsabilidad e indisciplina policial, ignoraban los llamados por la radio oficial.

La salida del sol supuestamente los sorprendió a tirados sobre la arena de la playa de El Palito, vomitando la bilis.

Alguien los vio y llamó a la policía de Carabobo. Mientras eran detenidos, al parecer decían galimatías como ¿qué pasó anoche? o que estaban ahí porque andaban persiguiendo un choro.

¿Las pistolas? ¿Cuáles pistolas?

Polivalencia se puso en contacto con la Policía de Carabobo en Puerto Cabello. Estos últimos notificaron que los detenidos dijeron haber perdido las pistolas de reglamento.

Parece que al ser interrogados sobre el asunto, dijeron: ¿pistolas? ¿Cuáles pistolas?

Polivalencia notificó el asombroso hecho a la Policía Científica para que determine si de verdad la pareja perdió las pistolas en medio de la monstruosa borrachera, o si las vendieron para comprar aguardiente.

Se conoció de manera extraoficial que la oficial agregado Arroyo, tiene un expediente abierto en la Policía de Carabobo por pérdida de armamento cuando trabajaba en ese organismo.

Este accionar tan escandaloso y bochornoso, indignó a la jefatura de Polivalencia y a los compañeros de armas de la pareja de funcionarios que “acabó con los trapos en esa juerga loca” que lesiona la imagen de la institución.

Ambos funcionarios no sólo serían echados con deshonra de Polivalencia, sino que podrían enfrentar cargos penales por la conducta que mancha el honor de la institución y por la pérdida de las armas de reglamentó durante su monstruo ‘e borrachera.