Le dieron último adiós a Policarabobo asesinado junto a su esposa en Flor Amarillo

863
Compañeros de armas despidieron al funcionario caído

Cristian Antonio Cooz.-Este martes 22 de febrero, familiares, amigos y compañeros de armas, le dieron el último adiós al funcionario de Policarabobo Alexander Quintana, quien fue vilmente asesinado el pasado domingo 20 junto a su esposa en un hecho sangriento ocurrido en el estacionamiento del CDI Flor Amarillo.

Una larga caravana acompañó el cortejo fúnebre por las calles de Valencia hasta el cementerio municipal de la ciudad, donde se le rindieron honores póstumos al funcionario caído. Lágrimas de tristeza bajo el cielo azul, como el uniforme de los agentes de Policarabobo formados correctamente haciendo el saludo marcial al paso del féretro, cerraba el cuadro de la despedida eterna.

Para los deudos, sobre ese cielo azul, gravitaba el dolor, el silencio, la impotencia, pero también la esperanza de justicia por ambas vidas perdidas a manos de tres bestias criminales que están siendo buscadas activamente para que respondan por este crimen abominable y para evitar que sigan caminando entre la población para la que representan un peligro extremo.

Dispositivo policial en Flor Amarillo

Se conoció que este martes 22 de febrero, las autoridades policiales, coordinados por el Gobierno de Carabobo, siguen tras la pista de los tres presuntos asesinos del agente de Policarabobo Alexander Quintana y su esposa Érika Muñoz en el CDI Flor Amarillo.

Al parecer, por tal motivo, en las inmediaciones del Megamercado había un gran dispositivo policial para chequeo de personas y vehículos. Se ha conocido que el sujeto que ajustició sin piedad a golpes, puñaladas y tiros a Quintana y su esposa, está plenamente identificado y responde al apodo de El Ricky, de quien se cree está enconchado en Las Palmitas y otra zona de la capital carabobeña.

Como ya se sabe, el aciago domingo 20 de febrero, este El Ricky y sus dos secuaces asesinaron a sangre fría al Policarabobo Alexander Quintana y a su esposa cuando este la llevaba al CDI para que la atendieran por un dolor de muela.

En un video subido a las redes sociales se observa el ensañamiento sin razón de los criminales con la pareja, cuyo único error, fue haberse puesto en el camino de esas sabandijas sangrientas, como pudo haberle pasado a cualquier ciudadano decente.