Barcos iraníes que navegaban hacia el Caribe cambiaron rumbo al Mediterráneo

135

Cristian Antonio Cooz/Infografía: Newsdons.com.-Los barcos de guerra iraníes que zarparon del puerto de Bandar Abbas el 10 de mayo y que navegaban por el Océano Atlántico presuntamente rumbo hacia el Mar Caribe, cambiaron su rumbo y ahora este 18 de junio se detectó que se dirigen hacia el Mar Mediterráneo.

La información fue suministrada por un vocero del Pentágono, quien conservando el anonimato, dijo a medios internacionales que la pequeña escuadra de los iraníes, compuesta por el buque-base Makran, la fragata Sahand y posiblemente el submarino de misiles de crucero Fateh, desistieron de seguir navegando hacia aguas del Caribe.

La información extraoficial destaca que “las presiones de EE.UU, públicas y privadas” hacia naciones como Cuba y Venezuela, surtieron efecto y que el régimen teocrático iraní decidió desviar sus buques para evitar una muy posible confrontación aeronaval con la flota estadounidense, muy lejos de su casa.

Salvar la cara

La información sugiere que para “salvar la cara” la flota de los iraníes llevará sus barcos de guerra al Mediterráneo para atracar en el puerto de Latakia, Siria (al norte de Israel y Líbano) donde desembarcaría las lanchas de guerra y las otras armas que supuestamente transportaba hacia el Mar Caribe.

Se espera que después de esto, el Makran, la Sahand y el supuesto submarino Fateh que les acompaña, pasen por el canal de Suez hasta el Mar Rojo, crucen al este en el Golfo de Adén al extremo sur de la península arábiga, antes de navegar al norte e ingresar a las aguas conocidas del estrecho de Omán y finalmente al Golfo Pérsico.

Aunque para EE.UU y sus socios occidentales el desafío de los iraníes fue conjurado y derrotado, la armada iraní desde ya, celebra esta larga travesía como un hito histórico y una victoria para la revolución iraní, dado que han demostrado que pueden “extender su largo brazo” y proyectar su poderío a aguas donde nunca habían llegado y sin la necesidad de una fuerza de portaaviones.

Los especialistas creen que los iraníes llevaron a cabo un experimento, un globo de ensayo para medir las reacciones de EE.UU y sus aliados, pero que los barcos (Makran, Sahand y ¿submarino Fateh?) eran una fuerza muy débil y sin apoyo, para pretender enfrentar la flota estadounidense, la más poderosa del mundo y en sus propias aguas.

Extraoficialmente se conoció que ahora, el régimen iraní se concentrará en dotar a su flota de buques anfibios y portahelicópteros para poseer mayor proyección de fuerza no solo en el Golfo Pérsico, si no en otros mares y océanos del mundo.