¡Exclusivo! Submarino Fateh con misiles de crucero escolta escuadra de Irán en el Atlántico

161

Cristian Antonio Cooz.-El moderno y nuevo Submarino Fateh de la República Islámica de Irán, armado con misiles de crucero, minas y torpedos, estaría escoltando en secreto la escuadra de ese país que actualmente y por primera vez en la historia, navega por aguas del Océano Atlántico, dirigiéndose eventualmente a la zona específica del Mar Caribe.

Las agencias de inteligencia occidentales como la CIA Norteamericana, el MI6 Británico, el DGSE francés y el BND alemán, han estado muy atentos al desplazamiento de los barcos de guerra iraníes que zarparon el 10 de mayo desde el puerto de Bandar Abbas, pero presuntamente han sido cogidos por sorpresa por este nuevo dato.

Quien no se dejó coger desprevenido fue el servicio secreto de Israel, el Mossad, que descubrió por sus propios medios que el Submarino Fateh escolta sigiloso a la fragata Sahand y al buque petrolero reconvertido en plataforma base Makran.

¡Ya están en el Atlántico!

El buque plataforma Makran y la fragata Sahand, zarparon del puerto iraní de Bandar Abbas el 10 de mayo. Funcionarios del Pentágono de EE.UU, dijeron en su momento que los barcos navegaban “erráticamente”, pero no creían que fueran a pasar al Océano Atlántico.

Esto fue una sorpresa que sacudió a Washington, pues la Sahand y el Makran alcanzaron el Atlántico el 10 de junio, convirtiendo esto en todo un hito para la armada iraní, ansiosa de demostrar sus capacidades estratégicas.

Los informes de la comunidad de inteligencia arrojaron que el Makran, podría ir cargado con armas para Venezuela, pero eso no ha sido confirmado. Lo que sí parece estar confirmado es que transportan 7 lanchas rápidas de guerra en su cubierta.

 

¿Lanchas de los Guardias Islámicos en el Caribe?

Estas lanchas son del tipo Peykaap, las mismas que utiliza la marina de los Guardias Republicanos Islámicos de Irán en el Golfo Pérsico para hostigar los buques de EE.UU y de sus aliados. Tienen unos 20 metros de largo, son capaces de altas velocidades y su armamento está basado en modernos misiles anti buque, torpedos y ametralladoras.

Expertos occidentales temen que si, EE.UU deja que estas lanchas desembarquen en un país caribeño como Cuba o Venezuela, se les podrá ver operar tal como lo hacen en aguas del Golfo Pérsico.

En cuanto al barco-base que las transporta, según el gobierno iraní, El Makran es un buque petrolero  reconvertido para fines militares; posee entre sus capacidades, plataformas para helicópteros, sistemas de guerra electrónica, lanzaderas de misiles e instalaciones médicas; aparte de ser capaz de ser una base-puerto seguro para cualquier embarcación iraní.

El Pentágono y sus socios occidentales desestimaron que un submarino pudiera estar escoltando esta pequeña escuadra iraní, por el motivo de que no disponían de sumergibles capaces de operar en “aguas azules”, tan lejos de sus bases. Pero precisamente el secreto es que el nuevo Submarino Fateh (Conquistador) de la armada iraní, se estaría apoyando en el Makran para aumentar su autonomía.

Misiles con 2 mil km de alcance

El Submarino Fateh sí que representaría una amenaza para la flota de EE.UU y sus socios, dadas sus capacidades. Este Submarino Fateh, fue incorporado a la flota iraní el 17 de febrero de 2019 en un acto llevado a cabo en el puerto de Bandar Abbas por el presidente iraní Hassan Rouhani, quien entre otras cosas dijo: “A partir de este momento, el Submarino Fateh  se une a la fuerza naval de Irán bajo mi orden”.

Las fuentes israelíes creen que el objetivo del Submarino Fateh fue desde el principio utilizarlo para esta arriesgada misión en el océano Atlántico, para desafiar así el poder naval de EE.UU y sentar las bases de la expansión de Irán.

Aunque el gobierno iraní lo ha mantenido en secreto, el Submarino Fateh ciertamente podría estar escoltando al Makran y a la fragata Sahand. Se cree que el Submarino Fateh, que desplaza 600 toneladas, va armado con torpedos y minas navales, también lleva misiles de crucero de 2 mil kilómetros de alcance, los cuales pueden ser disparados desde una posición sumergida.

Pese a que el Submarino Fateh presuntamente solo tiene una autonomía de 35 días de navegación, se ha convertido en un submarino capaz de operar en “aguas azules” (como lo llama el Pentágono) gracias al apoyo del buque base Makran. Por todo esto, su hipotética presencia en el mar Caribe, representaría una seria amenaza para EE.UU y sus socios en la región.

Buques modernos y poderosos para desafiar a EE.UU.

Con las ya mencionadas capacidades el Submarino Fateh; con  las logísticas y armamentísticas del Makran (promocionado como una base avanzada expedicionaria desde donde lanzar drones suicidas, helicópteros y servir de puerto a buques y lanchas) y con las capacidades de la fragata Sahand, Irán desafía abiertamente el poder de Estados Unidos y de la OTAN en el Atlántico.

Según las especificaciones del gobierno teocrático de Irán, tan solo la coberta Sahand, la más moderna de su marina y de fabricación nacional, es capaz de navegar por 5 meses sin reabastecerse; porta cañones antiaéreos capaces de disparar 7 mil proyectiles por segundo.

La Sahand, según la marina persa (la tercera de la clase Mowj), puede evadir los radares; posee misiles superficie-aire, misiles superficie-superficie, capacidad de guerra electrónica, cubierta para helicópteros y también puede disparar torpedos.

Especialistas en temas militares opinan que Irán no enviaría solo a buques tan valiosos como el Makran y el Sahand a una misión tan arriesgada sin una escolta submarina. Por lo cual, se cree que el Submarino Fateh, los sigue sigiloso y se reabastece del Makran en tan largo periplo realizado por primera vez en la historia por la armada iraní.

Este viaje de la fragata Sahand, del buque-base Makran y supuestamente del Submarino Fateh, podría ser el primer paso para convertir a Irán en una flota de “aguas azules”, capaz de proyectar su poder y establecer bases terrestres, sin necesidad de poseer grandes portaaviones.

EE.UU advierte a Cuba y Venezuela

El gobierno de Joe Biden ha advertido a La Habana y Caracas que no permitan atracar en sus puertos a la flota iraní, o “se reservarán el derecho de tomar medidas”. Por su parte, un alto funcionario venezolano ha negado que los buques se dirijan a Venezuela.

El gobierno iraní ha sido muy escuálido al referirse al destino del Makran, el Sahand y ¿el Submarino Fateh? Pero  el almirante Habibollah Sayyari, subjefe de las Fuerzas Armadas de Irán ha dicho: “este es el viaje más largo y desafiante de la armada iraní”.

Aunque todavía no se sabe si esta pequeña, pero moderna flota iraní se dirige a Venezuela, o si dará media vuelta para regresar a su puerto en Irán, lo cierto es que el viaje en sí mismo, es un logró de la armada iraní tanto a nivel operático como a nivel político y estratégico.

Solo habrá que esperar si estos buques llegan a Venezuela o no; lo que se espera ocurra para mediados de julio. Pero de hacerlo, representarán una verdadera amenaza para el poder de Estados Unidos en la cuenca del mar Caribe. Amanecerá y veremos.