BCV quiere evadir las sanciones de EE.UU captando dólares de emigrantes

555
Prof. de la UC y experto en el tema económico, Carlos Ñañez

Cristian Antonio Cooz.- El BCV pretende evadir las sanciones de EE.UU captando dólares de emigrantes con la nueva medida de una supuesta eliminación del control cambiario.

Así lo reseñó el economista,  magister en finanzas UCV y profesor de teoría y política monetaria de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de Carabobo, Carlos Ñañez durante una entrevista exclusiva concedida a Las Noticias de Hoy.

El experto en el tema económico afirmó de manera tajante que, es falso que se trate de un desmontaje del control cambiario lo anunciado por el Banco Central de Venezuela.

Con palabras doctas, el también autor del libro ״Crisis Económica, Causas y Consecuencia en Venezuela״, explicó que con el nuevo esquema, las remesas de los venezolanos fuera del país que decidan mandar dólares a sus familias, serían entregadas al BCV bajo el Convenio Cambiario Único y es una manera de que el ejecutivo encuentre vías de financiamiento alterno a través del dólar de privados para poder satisfacer los requerimientos de sequía que tiene frente al conjunto de sanciones de EE.UU.

Todo eso se traduce en que el BCV quiere evadir las sanciones de EE.UU captando dólares de emigrantes. El gobierno no tiene dólares también por la disminución de la capacidad de producción de Pdvsa y la caída de los precios del barril de petróleo, refirió.

La industria bancaria tampoco tiene liquidez de dólares, por lo que puede colegirse que con el nuevo esquema, el Gobierno pretende que los privados pongan los dólares que ni la banca ni él posee.

Venezuela está “sirializada”

Puntualizó que el país está prácticamente paralizado y que eso lo ve y lo siente el ciudadano común sin ser economista cuando sale a las calles y ve todo solo y los negocios cerrados. En el sexenio de Nicolás Maduro la caída del Producto Interior Bruto ha sido de 63%, lo que se traduce en más de 63 mil millones de dólares en la contracción de la economía.

“Y si se suma la crisis eléctrica por la desinversión, desprofesionalización y abandono de ese sector, amén de la mala administración de los recursos, esta caída en el PIB se corrige en 75 puntos y supera al conflicto sirio, es decir, que Venezuela está “sirializada”, aseveró.

¿De dónde saldrán los dólares? y zamuro cuidando carne

Ante este negro panorama, destacó que el eufemismo del supuesto levantamiento del control cambiario, sencillamente está condenado al fracaso porque adolece de la confianza mínima para que participen ofertantes y demandantes. Parafraseando las palabras de este experto (para mejor entendimiento del gran público que no es economista), ni los empresarios, y mucho menos los inmigrantes le van a entregar sus dólares al gobierno, es como “zamuro cuidando carne”, según opinó un grupo de venezolanos radicados en Chile.

Acotó que el nuevo mecanismo es tan confuso, que el ente emisor no aclara de dónde saldrán los dólares, ni cuándo entrará en vigencia, ni cómo serán las operaciones. Por eso se cree que el ejecutivo intentará dar la impresión de la liberación del control cambiario para que los privados (empresas y particulares) pongan los dólares. BCV quiere evadir las sanciones de EE.UU captando dólares de emigrantes.

Dijo que lo único claro es que en el documento de la página web del BCV se lee que los bancos podrán aceptar órdenes de compra y venta de dólares. Destacó que una medida como esa no beneficia a una economía contraída como la venezolana.

12 “experimentos cambiarios” que han fracasado

Insistió en que no se ha levantado el control cambiario y explicó detalladamente por qué. Indicó que aún se mantienen límites máximos de cotización de divisas: $300 diario, $4.000 mensuales, $10.000 anuales y $10.000 para la compra de materia prima, equipo de materiales e insumos para la gran empresa.

Esto representa evidentemente una limitación en el mercado cambiario.
Esta limitación obedece nuevamente, a que no se sabe de donde saldrán las divisas, desde el punto de vista de la postura operativa del BCV en cuanto al manejo de las reservas internacionales.

Destacó además que en algún momento del pasado una medida como esta pudo haber ayudado, pero con la hiperinflación actual, eso ya no es posible.
Recordó que en los últimos años el gobierno hizo 12 experimentos cambiarios, entre ellos, Sicad, Dicom, Dicom I, Simadi, y que ninguno funcionó por la sequía de oferta y la corrupción generalizada.

BCV reconoce dólar paralelo

Explicó que todo mercado necesita una oferta clara, o si no, está condenado a tener un tipo de cambio elevado, como es el caso.

A todas estas, con esta medida eufemística de supuesta flexibilización cambiaria, el BCV está reconociendo que el dólar paralelo, al que llamaban dólar de la guerra económica, es el verdadero marcador de la economía.

Así pues, es falso que haya un librecambio, puesto que eso sigue siendo controlado por el ejecutivo y lo que es verdad es, que esa medida ambigua y a destiempo, no va ayudar en lo absoluto a la economía del país.