Increíble operación: Cicpc rescató en Cojedes bebé secuestrada en los Guayos

217
La bebé fue liberada en una impresionante operación del Cicpc

Cristian Antonio Cooz/Fotos: Cicpc.-Agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) rescataron este sábado en el estado Cojedes una bebé de 2 meses de nacida que había sido secuestrada por bestias criminales en el municipio Los Guayos del estado Carabobo el pasado martes 7 de junio.

Se conoció que los agentes del Cicpc  atraparon a  tres implicados en el abominable hecho, siendo dos de ellos los presuntos autores materiales identificados como Víctor Julio Chávez Nieves de 39 años (funcionario de la Policía del estado Aragua) y una mujer identificada como Viviana Carolina Córdoba Borges de 31 años.

El marido de Viviana, de nombre Ángel Emilio Rivas Carrasquel también fue apresado como presunto cómplice en el mencionado inmueble ubicado en el sector La Florida de Tinaco, estado Cojedes, donde se escondían desde hacía casi cinco días desde la comisión del impactante hecho que ha conmocionado a todo el centro del país.

El certificado de nacimiento, el eco y una pistola

Para el momento de ser capturados los malignos plagiarios tenían en su poder un certificado de nacimiento falso, un ecosonograma gemelar y una pistola, la cual habrían utilizado para arrancar a la bebé de los brazos de su madre.

En cuanto a la salud de la bebé,  se conoció que estaba en perfecto estado, y que solo los criminales le habían rapado el cabello en un intento desesperado de que no fuera reconocida por nadie.

Desde el día del rapto, la madre casi moría de dolor al saber a su indefensa bebé en manos de aquellas bestias diabólicas de apariencia humana, pero los agentes del Cicpc trabajaban “a todo gas” para ubicarla.

 Asechando madres con sus bebés

Los Cicpc tenían la ventaja de que una cámara de seguridad de un negocio cercano, captó a las sabandijas que cometieron el secuestro, aparte que la Dirección de Criminalística de Campo, por medio de la División de Análisis y Reconstrucción de Hechos, había realizado un muy buen trabajo de un retrato hablado de la bestia que conducía la moto.

Cotejando datos, analizando mensajes de texto y cruces de llamadas telefónicas, los funcionarios descartaron sospechosos y redujeron la lista a unos pocos y sus posibles sitios de ubicación. Siguiendo esta línea de investigación, fue como llegaron a aquella zona del estado Cojedes donde las sabandijas criminales tenían a la inocente bebé.

Así, este sábado 11 de junio, en una impresionante operación, los agentes llegaron al escondite de los viles secuestradores y efectuaron una operación limpia, sin derramamiento de sangre.

Se supo entonces que previo al día de los hechos, la maligna Viviana le había notificado a su marido Ángel que supuestamente iba a Valencia a buscar una bebé que Víctor (el policía), le había ubicado en Los Guayos.

Tanto Viviana como su antiguo marido, Víctor el policía, tenían varios meses asechando madres a quienes marcar como víctimas potenciales para arrancarles a su bebé y como ya la elección estaba hecha, se pondrían garras a la obra.

El “cacho” ayudó a Viviana en su desquiciado plan

Se presume que el marido Ángel no era tan idiota; sabía que Viviana no estaba embarazada, solo gorda; pero irresponsablemente le apoyó. Sabía que ella había quedado “medio loca” por la pérdida de su propio bebé hacía varios años y que esto la imposibilitó para ser madre para siempre.

Incluso Ángel toleró el encompinchamiento de su mujer y los presuntos cachos con Víctor el policía, y todo para que este pudiera ayudarla a conseguirle el bebé que deseaba con psicótica desesperación.

Una vez en Valencia ese martes 7 de junio, Viviana y el cacho Víctor, siguieron en moto hasta el hospital de Carlos Arvelo en Guigue, municipio Carlos Arvelo del estado Carabobo donde estaba por control médico la bebé, con su madre y su abuela.

Cuando ellas salen del centro asistencial, subieron a un autobús, que la pareja criminal siguió en todo el trayecto. Al ver que bajan en el sector Samán Mocho de Los Guayos, municipio Valencia, fue entonces cuando las interceptaron.

La arrancaron de su madre y la metieron a un bolso

Víctor las encañonó, mientras que la despiadada Viviana les arrebató la inocente criaturita luego de un forcejeó desesperado con la madre y la abuela. Con diabólica rapidez, la mujer criminal metió a la bebé en un bolso negro, subió a la moto con su cómplice y huyeron a toda velocidad, mientras atrás quedaban la madre y la abuela pegando gritos desgarrados para que alguien las ayudara.

Desde ese mismo día, por las redes sociales se corrió como pólvora la aterradora noticia del secuestro de la bebé y la Policía Municipal de Los Guayos lo confirmó. Se desplegó un impresionante despliegue de seguridad del Cicpc, Policarabobo, Poliguayos, GNB y otros organismos, para dar con el paradero de la bebé, que culminó felizmente este sábado gracias a las arduas labores investigativas del Cicpc.

Estaba frustrada por no tener hijos y decidió robarse uno