Irán reconoce que derribó avión de Ukraine Airlines con 176 personas a bordo y echa la culpa a EE.UU.

612

Cristian Antonio Cooz.-El gobierno de Irán reconoce por el peso de las pruebas, que el avión de Ukraine Airlines que cayó cerca de Teherán con 176 personas a bordo, fue derribado por uno de sus misiles antiaéreos, pero le echa la culpa a las tensiones causadas por el “aventurerismo” norteamericano.

Con dignidad, el presidente iraní, Hassan Rohani, expresó que “fue una gran tragedia y un error imperdonable”.

El alto mando de las fuerzas armadas persas, indicó que se trató de “un error humano”. Operadores de la defensa aérea confundieron al Boeing 737-800 con una aeronave hostil, en medio de los recientes enfrentamientos con Estados Unidos.

Según un comunicado publicado este sábado 11 de enero por la agencia oficial de noticias Irna, “la aeronave fue confundida con un avión hostíl y fue golpeado en momentos en que las amenazas enemigas se encontraban al más alto nivel”.

El Boeing 737 fue derribado el miércoles 8 de enero, luego de despegar del aeropuerto internacional de Teherán con rumbo a Ucrania. Entre los pasajeros muertos había 57 canadienses, aunque la mayoría era de origen iraní.

Fue sin querer”

Según las fuentes iraníes, la ruta de vuelo del Boeing pasó sobre una base de la Guardia Revolucionaria, por lo que fue derribado “sin querer”.

Se supo además que los operadores de la batería antiaérea que derribó al Boeing ucraniano, serían pasados a tribunales militates para ser juzgados.

Aventurerismo norteamericano

A su vez, el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohammad Javad Zarif, pidió disculpas este sábado por el “desastre”.

“Es un día triste”, escribió Zarif en la red Twitter y mencionó que se debió a “un error humano, en tiempos de crisis causada por el aventurerismo estadounidense.

Zarif expresó su profundo arrepentimiento, al tiempo que ofreció condolencias y disculpas a las familias de las víctimas.

Ya el pasado viernes 9 de enero, el jefe de la aviación civil iraní, Alí Abedzadé, aseguró a la prensa que “una cosa es segura, este avión no fue alcanzado por un misil”. Este sábado fue desmentido por su propio gobierno.

El lamentable derribo del avión ucraniano, se produjo pocas horas después que Irán atacara con misiles tierra- tierra bases de Estados Unidos en Irak, como venganza por la muerye del general Quasem Soleimani en un ataque con dronew norteamericanos el 3 de enero.

Misiles Tor-M1

Presuntamente, el sistema de misiles utilizado por Irán para derribar el Boeing 737-800 que se dirigía a Kiev, fue el mortífero Tor M1, de fabricación rusa.

Es lanzado desde un vehículo de combate 9A330, que lleva cuatro tripulantes: un conductor y tres operadores.

Es impulsado por una catapulta, gira en dirección del objetivo y se enciende su motor principal de cohete de propulsión sólida. El sistema cuenta, además, con una pequeña antena en la parte superior del radar de enganche objetivo para comunicarse con los otros misiles después del lanzamiento.

Con un peso de 167 kg, el misil tiene una longitud de 3,5 m, lleva una ojiva de 15 kg y llegar a alcanzar una velocidad máxima de 3.500 kilómetros por hora.

Este fue “el monstruo” que se dirigió jacia el Boeing 737-800 de Ukraine Airlines para asesinar a los 176 pasajeros a bordo en una zona de guerra.