¡Logro histórico! Ya en el planeta rojo, rover Perseverance intentará descubrir si hubo, o hay vida en Marte

172

Cristian Antonio Cooz. – Luego de un largo viaje de 470 millones de kilómetros recorridos en 7 meses, el rover Perseverance lo logró y se posó este jueves 18 de febrero en la superficie del planeta rojo para intentar decirnos si hubo, o todavía hay vida en Marte.

Tras los llamados “7 minutos de terror”, Perseverance logró entrar a la atmósfera marciana y realizar solo, de forma automática el peligroso aterrizaje en el cráter Jezero.

Se posó en suelo marciano a las 20. 55 UTC, según informó la NASA.

Primera fotografía

El Perseverance, que es el quinto vehículo de exploración que la NASA envía a Marte, se puso a trabajar de inmediato, enviando la primera fotografía del cráter Jezero de 45 kilómetros de diámetro.

El rover entró a la atmósfera marciana y se separó de la nave que lo llevó hasta ahí. Desde aquí comenzaba la etapa más delicada, pues debía reducir drásticamente los 20 mil km/h con los que entró a la atmósfera.

El paracaídas se abrió a 11 kilómetros de la superficie para atenuar la velocidad de 1500 km/h hasta cero, al posarse tranquilamente en la superficie.

Estas maniobras solo podían ser monitorizadas por el control de misión del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL por sus siglas en inglés), y con 11 minutos de retraso, dada la distancia de viaje de las ondas de radio.

Como estaba previsto, a las 21:55 hora de España; 17:55 hora de Chile, el Perseverance estaba sano y salvo en suelo marciano.

El Perseverance llevará a cabo su misión primordial de análisis de suelo en el cráter Jezero, donde hubo un antiquísimo lago,

para determinar si hay fósiles microbianos o microbios actuales vivos, lo que serían los auténticos marcianos.

Recogerá muestras del suelo, las cuales encapsulará a espera de ser llevadas a la tierra en 2031.

De hallar microbios marcianos, este sería un hallazgo portentoso, que sería el antes y después de la exploración espacial y de la historia humana.