¡Milagro en la Autopista del Este! Gandola aplasta 2 carros sin matar sus 8 ocupantes

1130
La gandola aplastó dos carros

Cristian Antonio Cooz.- En hora de la mañana de este martes 23 de octubre e produjo un monstruoso siniestro vial en la Autopista del Este, cerca del distribuidor San Blas de Valencia, estado Carabobo. Quienes pasaron por la zona, describieron el escalofriante hecho como “Milagro en la Autopista del Este” al ver como una gandola descontrolada, con un contenedor Maersk de varias toneladas, perdió el control, yendo aplastar dos vehículos familiares que iban en sentido contrario.

Para todos los testigos, la primera impresión fue que todos los ocupantes de los 2 carros, estaban irremediablemente muertos en el hecho ocurrido específicamente en el kilómetro 162 sentido San Blas- Lomas del Este, frente a La California.

Decena de conductores (algunos con lágrimas en los ojos) bajaron de sus carros para ser testigos de un auténtico milagro .  Contra toda lógica humana, de todas las 8 personas que viajaban en los 2 carros, ninguno había muerto aplastado!

‘”Desgraciadamente, pese a que todos, incluso una familia entera se salvó, una mujer embarazada de 9 meses perdió al bebé”, relató un testigo circunstancial del hecho, aunque las autoridades no confirmaron ni negaron esa versión.

Detalles del increíble hecho

Lo que sí se supo con certeza, fue que eran como la 10 de la mañana cuando el señor Enrique Javier Parra, conductor de la gandola Mack modelo R-600 de color blanco, remolcando el enorme contenedor Maersk, perdió el control del volante.

Aterrorizado pese a su experiencia de curtido gandolero, el señor Javier trató de frenar desesperadamente en esos instantes infernales, pero sólo logró que la “enorme bestia con ruedas” lanzara espantosos chillidos de sus frenos de aire y de algunos de los cauchos que trataban de aferrarse al asfalto sin lograrlo.

Lo que ocurrió a continuación es lo que sería conocido como el “milagro en la Autopista del Este”. La gandolota destruyó la isla de separación con fuerza demoledora, mientras que los ocupantes de lo dos carros, (un Mitsubishi signo de color azul, placas AB488YE  y un Chevrolet Lux Dimax azul, placa A75CG95), vieron con infinito terror lo que se les venía encima. En un instante todo fueron gritos desgarradores, luego…solo silencio ensangrentado.

¡Dios los salvó!

Con las manos en la cabeza y las bocas abiertas de asombro, muchos conductores bajaron de sus vehículos para ver temblorosos como, el Mitsubishi y el Chevrolet quedaron debajo de la poderosas ruedas y del contenedor, completamente destruidos, convertidos en verdaderos amasijo de hierros.

Estaban seguros que dentro de aquellos carros sólo había cuerpos destripados, mutilados, “era imposible que nadie se salvara, imposible”, recalcó alguien evidentemente afectado.

¡Pero de pronto! Comenzaron a escuchar gemidos, que cobraron fuerza y ahora eran verdaderos gritos de auxilio que provenían de los carros aplastados sobre el asfalto lleno de gasoil derramado de los tanques de la gandola.

Decenas de personas, sin poder creerlo, se dispusieron a ayudar a los supervivientes. Estaban a punto de ser testigos de un milagro aún más grande. Cuando llegaron las comisiones de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), más de 30 funcionarios del Sistema Integrado de Protección Civil Carabobo, unos 80 bomberos de San Diego y Guacara, División de Vigilancia y Transporte Terrestre de la Policía de Carabobo, comenzaron a rescatar a las víctimas, sacando a todos los 8 ocupantes de los dos carros aplastados, ante los ojos incrédulos de los testigos viales.

¡Dios los salvó! ¡es un milagro!, fue el rumor generalizado. ¡Milagro en la Autopista del Este! Gandola aplasta 2 carros sin matar sus 8 ocupantes. El personal de la División de Vigilancia y Transporte Terrestre de la Policía de Carabobo, identificó a los ocupantes del Mitsubishi como el conductor Ezequiel Briceño de 53 años y su acompañante Carla Ocanto de 52 años.

Mientras que los ocupantes del Chevrolet son integrantes de una misma familia, entre ellos 3 niños de apellido Rivas Ibarra, una embarazada de 9 meses y el padre de los pequeños. Los 3 niños fueron llevados de inmediato a la pediatría de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera de Valencia, mientras para chequeo; la dama embarazada fue trasladada a la clínica Guerra Méndez, sin poder constatar hasta la tarde de este martes si desgraciadamente había perdido a su criaturita o no; por su parte, el padre de familia fue llevado de emergencia a otro centro asistencial con graves heridas.

”Esto era para que se mataran todos, pero Dios los salvó, fue un verdadero milagro lo que ocurrió en la Autopista del Este”, recalcaron los testigos de excepción.