Murió uno de los gemelos de embarazada herida en siniestro de Autopista del Este

688

Cristian Antonio Cooz.-La ciudadana embarazada identificada como Coromoto Ibarra, perdió uno de los gemelos que esperaba, debido a la graves heridas sufridas el pasado martes cuando el vehículo en el que viajaba con su familia por la Autopista del Este, sector San Blas de Valencia, fue aplastado por el contenedor de una gandola desbocada que además destruyó otro vehículo.

En este sorprendente hecho se salvaron de milagro las 8 víctimas involucradas. La señora Ibarra, con 8 meses de embarazo, su esposo y sus tres hijos menores sobrevivieron a lo que parecía una muerte segura. Al ser rescatada del carro completamente destruido, fue trasladada  a la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera de Valencia, donde pese a los redoblados esfuerzos de los médicos de guardia, perdió a uno de los gemelos que esperaba.

Antes de este lamentable desenlace, los médicos habían solicitado donantes de sangre para la transfusión de la gestante, pues había sufrido un feroz derrame a causa de los traumatismos en el siniestro vial. Su vida y la de sus gemelos (una niña y un niño), estaban en serio riesgo. Tristemente, uno de los bebés (el varoncito) sucumbió mientras los galenos trataban de sacarlo con su hermanita del vientre de su valiente madre.

Se supo que a la embarazada se le practicó laparotomía exploratoria y posterior cesárea, al tiempo que era atendida de la terrible fractura de uno de sus brazos y del maxilar. Todo esto aguantó la valerosa mujer, quién según fuentes internas, solo preguntaba si sus bebés estaban vivos.

La gemelita, muy grave

Ninguna de las operaciones afectaría tanto a la señora Ibarra, como el saber que uno de sus hijitos había muerto y que la hembrita, hasta la madrugada de este miércoles 24 de octubre, nomás nacer, ya estaba luchando una feroz batalla por su vida.

Los médicos seguían este miércoles solicitando que los donantes se acercaran al banco de sangre de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera de Valencia para ayudar a salvar a la gemelita y a su luchadora madre.

Como ya se sabe, el pasado martes a eso de las 10 de la mañana, el conductor de una gandola Mack que remolcaba un contenedor Maersk de varias toneladas, perdió el control del volante, yendo a destruir la isla de separación de la autopista y aplastando dos carros donde viajaban 8 personas, entre ellos tres menores y la señora Coromoto Ibarra, embarazada de gemelos y con 8 meses de gestación.

Sorprendentemente, ninguna de las 8 personas a bordo de los dos carros destruidos, murió aplastada, por lo que el gemelo fallecido, se convierte en la primera víctima fatal de este lamentable suceso de carretera que ha conmocionado al estado Carabobo.