“Rata despreciable”: sujeto abandonó su hijo de 5 años en el kínder al saber que no era su padre biológico

214
Los chinos se refieren en la internet como "rata despreciable" al padre del pequeño abandonado

Cristian Antonio Cooz.-“Padre no es quien engendra, sino quien cría”, reza el dicho popular, pero esto le valió madres a un despreciable sujeto, quien decidió abandonar a su indefenso hijo de 5 años en el kínder de la escuela donde lo había llevado en la mañana del pasado viernes 15 de julio, tras enterarse en horas del mediodía que él en realidad no era padre biológico del pequeñito.

Las maestras de la escuela ubicada en la ciudad china de Jiangxi, relataron con lágrimas en los ojos que abrazaban al pequeñito que lloraba calladamente al enterarse que su padre no lo iba a ir a buscar nunca más porque “decidió no quererlo más”.

Las maestras de la institución, dijeron que el niño identificado como Xiao, fue llevado a la escuela como todos los días por su “amoroso padre” temprano en la mañana, porque su esposa andaba en viajes de negocio.

Padre ruin, criado por padres ruines

Al llegar la hora de salida, los maestros notaron que el padre de Xiao no llegaba, por lo que decidieron llamarlo a su celular. El sujeto contestó enfurecido que ya no iría a buscar a su hijo porque en horas del mediodía había recibido los resultados de una prueba de paternidad y que esta arrojó que él no era el padre biológico de Xiao.

Las maestras trataron de hacerle ver que aunque eso fuera cierto, él era su representante legal, por lo que debía ir a por él a la escuela. El tipo solo respondió despiadado que su esposa le había montado cachos y que ya Xiao “no era problema de él”.

La dirección de la escuela decidió entonces contactar a los abuelos paternos del niño para avisarles de lo ocurrido, pero estos “abuelitos”, dijeron que ya se habían enterado de que el pequeño Xiao no era hijo de su hijo, por lo que tampoco querían saber nada del asunto tras conocer “la verdad”.

“Un padre ruin, criado por padres ruines”, fue la incontenida expresión de una maestra sobre Chen y sus padres. La escuela decidió entonces llevar al desamparado hijo hasta una institución del estado hasta que su madre regresara de viaje.

El engaño no justifica la maldad

El hecho ampliamente conocido en toda China se hizo viral en las redes sociales. La policía contactó a la madre del pequeño y le advirtió que si no regresa pronto a la ciudad de Jiangxi para hacerse cargo de su hijo, podría ser arrestada y enfrentar una pena de prisión de por hasta 5 años.

En cuanto a “la joya” de padre, parece que las autoridades no pueden obligarlo a criar al pequeño Xiao, pero sí podrían acusarlo de otros cargos porque hasta el momento del abandono era el representante legal del pequeño y lo abandonó.

“Si esa basura se sentía engañado por su mujer, debía arreglar el asunto con ella, cuidar al niño hasta que ella llegara a darle la cara, ¡no abandonarlo como lo hizo! El engaño de su mujer no justifica su maldad”, expresó un airado profesor que declinó dar su nombre.

La población china ha expresado en redes sociales su desprecio por el padre del pequeño Xiao, y hasta este domingo, el tipo no aparecía por ningún lado. La dolorosa estampa del hijo abandonado en el kínder, con su franelita verde, su gorrito de dinosaurio y sus lágrimas silentes mientras miraba a las rejas de la escuela, han conmovido a China, hasta el punto de exigir un castigo ejemplar para “esta rata despreciable”, como se refieren a él ya en toda la internet.