Tras el brutal asesinato de la bebé Mildred, podría haber una familia de monstruos

473
La propia madre, el abuelo y la abuela de la pequeña Mildred fueron detenidos como presuntos responsables del horrendo crimen

Cristian Antonio Cooz.-Luego que en horas de la tarde del pasado martes 30 de agosto las autoridades realizaran el doloroso hallazgo del cuerpecito inerte de Mildred, la bebé de 1 año y 11 meses flotando en el embalse Pao-Cachinche, municipio Libertador del estado Carabobo, han salido a la luz escalofriantes detalles que apuntan a que detrás de su vil y cruel asesinato, podría haber toda una familia de monstruos.

Trascendió que las autoridades realizaron los exámenes forenses correspondientes y determinaron que Mildred había sido abusada sexualmente y asesinada de un demoledor golpe en el cráneo. Por si fuera poco tan dantesco dato, el cuerpecito estaba en avanzado estado de descomposición, mordido por bichos mientras flotaba como se dijo en las aguas del Pao- Cachinche.

Se ha conocido además que por este dantesco asesinato de la pequeña Mildred, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Carabobo, apresaron a tres de los presuntos sospechosos que son el abuelo, la abuela y su hija, la misma madre de la pequeñita Mildred.

Ahora bien, incluso los mismos abuelos y la madre que dijeron estar consternados por la desaparición de Mildred en el sector Mosquitero del Municipio Libertador y la reportaron como tal el 19 de agosto, y que hasta “ayudaron” en la búsqueda de la pequeña,  son los posibles monstruos que la habrían asesinado y abusado sin piedad humana alguna.

La caja de Pandora y los monstruos despreciables

Como ya se sabe, las autoridades tenían muchos días buscando a la pequeña Mildred, incluso con la participación de la unidad forense K-9 de Caracas, la misma que localizó los restos de la doctora Nardy Mora, también brutalmente asesinada en la escuela Dr. Guerra Méndez de la parroquia Santa Rosa de Valencia.

Tras la desaparición, la madre de Mildred había declarado al Cicpc que ella la había dejado al cuidado de su padre, el abuelo de Mildred, mientras la pequeña se bañaba en una bañera y ella se fue a buscar yuca con su marido al campo.

Por su parte, el abuelo habría dicho solo que “la perdió de vista” a la bebé. Así comenzó la frenética búsqueda que culminó con el peor escenario posible el pasado martes como ya se dijo.  Extraoficialmente se ha conocido que los avezados investigadores del Cicpc, podrían tener indicios, evidencias y hasta pruebas, de que los abuelos de Mildred, e incluso la desnaturalizada mamá de la pequeña, se complotaron en este horrendo crimen.

Al destapar esta caja de Pandora, habrían salido a la luz una maldad sin límites. Como dato curioso, se ha conocido además que estos abuelos, no solo tenían de hija a la mamá de Mildred, que es una mujer de 25 años, sino que además eran padres de otra adolescente de 16 años, quien murió en “extrañas circunstancias” hace 2 años cuando presuntamente se practicó un aborto a los 8 meses de embarazo, donde habría participado la monstruosa familia.

Al parecer, a esta muchacha se le llevó a un centro asistencial en ese entonces y esta familia de monstruos se la llevó de ahí para que no los culparan. Luego se supo que la  chica murió en su casa por el aborto, pero no se dijo que al parecer se lo practicó la propia familia.

Fuentes extraoficiales incluso van más allá, indican que el hijo que iba a tener esa muchacha podría haber sido producto de un abuso de su propio padre. Pero serán los investigadores del Cicpc Carabobo que determinen lo que pasó con lujo de detalles y si de verdad fue esta presunta familia de monstruos despreciables, los responsables del espantoso infanticidio.

Pero ahora es que están destapando aberrantes detalles de este caso, que como el de la doctora Nardy Mora, han remecido las fibras más íntimas de la sociedad carabobeña por su naturaleza diabólica.