Abatido “El bebé de Central Tacarigua” mientras golpeaba y atraca a a una señora

131

Cristian Antonio Cooz. – Mientras abofeteaba, pateaba y tiraba del cabello a una señora a la que tenía encañonada para robarla, la policía del estado Carabobo le dio pasaje pa’l otro mundo a un presunto brutal delincuente conocido como “El Bebé de Central Tacarigua”.

Todo ocurrió el pasado miércoles 20 de enero en horas de la tarde en el sector Villa Esperanza, cerca de la estación de servicio Boquerón del municipio Carlos Arvelo.

Según se supo, Funcionarios de la policía de Carabobo adscritos al Centro de Coordinación Policial (CCP) Central Tacarigua estaban destacados organizando la cola para que los conductores echaran gasolina.

Repentinamente, policías y civiles escucharon gritos desgarrados de una mujer que decía “¡auxiliooo me van a matar!

Raudos, los agentes abandonaron la estación de servicio y se dirigieron en radiopatrulla y motos al adyacente sector Villa Esperanza, de donde provenían los gritos desesperados.

Con las manos en la masa

Los motores de los vehículos policiales rugían, y en un instante, ya estaban chirriando los cauchos en el asfalto caliente al frenar a pocos metros de donde ocurría todo.

Ahí estaba “El bebé de Central Tacarigua” y un compinche, quienes como feroces hienas, acorralaban y atacaban sin piedad a la referida dama.

Los funcionarios desenfundaron y les dieron la voz de alto que no admitía réplicas ni payasadas.

En vez de rendirse, los tipos de ojos diabólicamente rojos, lanzaron mil maldiciones contra los policías. Pero eso no sería lo único que lanzarían, pues al instante desencadenaron una lluvia de plomo hereje contra la comisión.

Los Policarabobo respondieron al fuego, logrando sus balas atravesar al despiadado “El bebé de Central Tacarigua”, arrancándole surtidores de sangre, así como girones de ropa, piel, huesos y gritos feroces.

“Al compinche se le chorreó lo malo”

El abyecto compinche de “El bebé de Central Tacarigua” al ver aquello, gritó aterrorizado y se metió por un montarral, huyendo con la agilidad de un reptil.

“Se las daba de macho con una mujer indefensa, pero al ver a la policía, se le chorreó lo malo y escapó, dejando atrás a su compinche gravemente herido”, relató un vecino de la zona que no quiso dar su nombre.

Corrió tanto y con tanto miedo, que los funcionarios no pudieron alcanzarlo. Aunque se supo que estaría plenamente identificado y se le busca activamente.

En cuanto los agentes pudieron, trasladaron al mal herido “Bebé de Central Tacarigua” a un centro asistencial cercano.

Desgraciadamente para él, el médico de guardia notificó que fue ingresado sin signos vitales.

Azote de Central Tacarigua

De acuerdo a la información suministrada por la Policía de Carabobo, “El bebé de Central Tacarigua” era un terrible azote de barrio. Su nombre verdadero era German Alvarado Pérez (22) y vivía en  Valles de Caraquita casa sin número.

En el sitio del enfrentamiento a tiros se recuperó un revólver sin  marcas ni seriales visibles.

El caso fue  notificado de inmediato a la fiscalía del Ministerio Público para, que tome las acciones pertinentes del caso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí