Dopaje Tecnológico (Caso Pistorius)

1637

Luis José Castellanos.-Hay ciertas disciplinas en las que las características del equipo reglamentario pueden hacer la diferencia entre los atletas como en el caso de oscar Pistorius. Aditamentos como trajes de baño que evitan la fricción con el agua, o bicicletas con marco de fibra de carbono se han revelado como factores decisivos en el triunfo, situación que ha sido considerada ‘dopaje tecnológico’.

Prótesis contra piernas

Oscar Pistorius compite en eventos paralímpicos en representación de Sudáfrica, utilizando unas prótesis de alto rendimiento conocidas como Cheetah Flex-Foot que no sólo lo sostenían para darle movimiento, sino también le daba impulso y estabilidad en las carreras. Pistorius a pesar de nacer sin peronés, nunca se había considerado a si mismo ‘discapacitado’ y su deseo era participar en las olimpiadas. El sudafricano poseía las marcas paralímpicas en 100, 200 y 400 metros. Además había participado en competencias no oficiales contra atletas no discapacitados, en 2004 donde ganó en 100 metros y en 2007 en el campeonato nacional de su país quedó segundo en 400 metros.

En el 2008 los juegos olímpicos se realizaron en Beijing, de modo que el atleta hizo pública su petición para competir en las olimpiadas. Pero en opinión de muchos las cualidades técnicas de sus prótesis le otorgaban una ventaja por encima del resto de los participantes no discapacitados. Ante la inquietud del atleta y los reclamos de algunas organizaciones la AIFA hizo una modificación en la regla 144 en marzo de 2007. A esta regla se le añadió el inciso ‘e’, con el que se prohibía el uso de aparatos que incorporen “resortes, llantas u otro elemento” que brindara al usuario superioridad física sobre otros atletas.

Durante una conferencia de prensa realizada en junio de 2007, el presidente de la AIFA aclaró que Pistorius sólo participara respaldado por evidencia científica para certificar que sus aparatos no eran factor de ventaja. Para esto el 13 de julio de 2007, Pistorius participó en una carrera de 400 metros fuera de la programación oficial, en donde se le permitió enfrentar a atletas no discapacitados. La AIFA dispuso varias cámaras de alta definición, colocadas en distintos ángulos que registraron cada instante; el atleta terminó segundo, y el video se utilizó en la apelación de la regla 144.

La IAAF proporcionó los tiempos parciales de la prueba, en los que se pudo observar que los velocistas no discapacitados corrieron más rápido en los primeros 200 metros, pero Pistorius fue más veloz de los 200 metros a los 300 metros. Además las imágenes revelaron que las zancadas y el tiempo que permanecía la suela de la prótesis en el suelo no eran significativamente distintos al de los otros corredores. Aún así el doctor italiano Elio Locatelli pidió al doctor Peter Brüggemann, del instituto de biomecánica y ortopedia de la Universidad Deportiva de Alemania, que hiciera un estudio a profundidad, en el que Pistorius accedió a colaborar.

Las pruebas se realizaron el 12 y 13 de noviembre de 2007 que consistían en conocer a detalle sus movimientos, el consumo de oxigeno y el metabolismo sanguíneo, en especifico la cantidad de ácido láctico. El desempeño de Pistorius fue comparado con el de cinco atletas cuya fisonomía y velocidad eran juzgadas similares. Se tomaron medidas antropométricas con escáner 3D en carreras de 400 metros y Sprints de 100 metros, todo registrado con cámaras de alta velocidad.

El 15 de diciembre de 2007 se hizo público el ‘Reporte de Colonia’; en él las pruebas realizadas indicaban que la locomoción de ‘rebote’ que imprimían las prótesis implicaba un consumo de energía 25% menor, mientras que el impulso energético de la prótesis era tres veces mayor que la otorgada por la articulación del tobillo humano. De esta manera el 14 de enero de 2008 se declaró que Pistorius no era elegible para participar en las pruebas oficiales de la AIFA.

Carrera en el tribunal

Pistorius persistió, apelando la decisión petición que fue aceptada. El atleta presentó un aspecto técnico que no se había tomado en cuenta y tres reclamaciones de carácter legal. Alegó que no habían considerado los momentos donde se brinda el máximo esfuerzo, tampoco se tomó en cuenta la longitud que cubre cada zancada la cuál era menor a la de los otros corredores a pesar de tener una frecuencia 15% mayor. Otro aspecto que fue ignorado es el agarre mecánico de la rodilla 8 veces menor al momento de impulsarse, y 11 veces menor al momento de frenar, la potencia combinada de salida era menor.

La corte autorizó a Pistorius su participación, considerando que el argumento de la superioridad metabólica no era del todo correcta, pues una persona discapacitada usa la misma cantidad de oxigeno que el resto de los atletas al realizar un esfuerzo y no había un análisis científico concluyente sobre la ventaja o desventaja biomecánica de las prótesis.

Final Irónico.

Pistorius no obtuvo los resultados deseados con su equipo de relevos 4X400, pues para Beijing no clasificó por tiempos muy bajos. En el Mundial de Atletismo del 2011 obtuvo una medalla de plata siendo el primer atleta sin piernas que gana una medalla en competencias para no discapacitados, pero no participó en la carrera final por no obtener el tiempo suficiente en las eliminatorias. En Londres 2012 fue el primer atleta con extremidades amputadas en participar en las olimpiadas, pero el equipo quedó en el octavo lugar. Lo irónico de su caso se desarrolla al perder una carrera de 200 metros ante el brasileño Alan Oliveira, quien usaba prótesis similares a las de él, Pistorius declaró de manera insultante quejándose de que las prótesis eran más altas y otorgaban ventaja. Aunque mantuvo su queja se disculpó por las palabras. La tecnología por la que tanto lucho, se había vuelto en su contra legal y físicamente