Está en salsa: Por llamar “Gillipollas” a Putin, Prigozhin podría «ser suicidado”

524
Yevgeniy Prigozhin llamó "gilipollas" a su amo supremo Vladimir Putin

Cristian Antonio Cooz/Imagen: Newsweek.-¿Es que el jefe del grupo Wagner se ha vuelto loco? ¿O tiene información muy poderosa para atreverse a tomarse tales libertades contra Putin? ¿Será que Prigozhin ha firmado su “suicidio” al atreverse a llamar “abuelo feliz” y “Gillipollas” a Vladimir Putin?

Prigozhin, quien es requerido por la justicia de Estados Unidos no tendría donde meterse si encima de eso (como lo ha hecho) desafía al ministerio de defensa ruso y al mismísimo Vladimir Putin. Estas son al menos algunas de las variables que manejan los servicios secretos occidentales sobre la actitud errática de Prigozhin, para llegar a la conclusión de que, o sabe mucho, o está más loco que una cabra.

Ya son notorios los enfrentamientos de Yevgeni Prigozhin (quien fuera chef y hombre de confianza de Putin) contra el estamento militar ruso a quién cusa de no suministrar armas y municiones para sus mercenarios Wagner. Uno de sus blancos preferidos ha sido el Ministro de defensa Serguéi Shoigú, a quien entre otros insultos, ha sugerido con sarcasmo acudir a la batalla por Bajmut “dada su amplia experiencia militar”.

Más Putinista que Putin

Para la élite militar rusa, “las locuras” de Prigozhin se debían a que quería agradar a su amo, es decir, ser “más putinista que Putin”. Pero ahora, cuando se ve que ataca con sus lacerantes palabras hasta al mismo amo supremo del Kremlin, no saben de qué va en realidad este tipo. Algunos quieren envenenarlo, y otros, lanzarlo por una ventana, al mejor estilo de la Inteligencia rusa.

Pero para algunos en Moscú, Prigozhin se pasó de la raya cuando el pasado martes 9 de mayo, mientras en la Plaza Roja se celebraba el Día de la Victoria con un empobrecido desfile militar, se burló de Putin “Cómo Rusia puede ganar (en Ucrania) si “el abuelo resulta ser un auténtico gilipollas (…) el abuelo feliz que piensa que es bueno”.

Por si fuera poco, Prigozhin ridiculizó a los militares rusos al decir: “dejen de presumir en la Plaza Roja”. Esto se suma a las amenazas de que sus Wagner abandonarían Bajmut sino recibían municiones.

Por si fuera poco, él mismo dio a conocer la muerte de 500 mercenarios Wagner y la huida de Brigada Separada Mecanizada rusa número 72. “Cogieron sus cosas y huyeron sin más”, dijo Prigozhin de la Brigada 72.

Los servicios secretos de occidente han verificado todo lo dicho por Prigozhin sobre Bajmut, donde se combate desde agosto de 2022 y han comprobado que es verdad, y esto no ha gustado a Moscú.

Ofreció coordenadas para ataques a soldados rusos

Para colmo, se han filtrado documentos que señalan que Prigozhin, había ofrecido a Kiev durante enero de 2023, proporcionarle coordenadas para que atacara las tropas rusas, si Kiev le permitía a sus Wagner avanzar un poco en Bajmut. Al parecer Kiev no negoció con Prigozhin porque no confían en él.

Prigozhin ha negado esta versión publicada por el Washington Post, pero ya la duda está sembrada en la mente de Putin y el alto mando militar ruso que lo tiene en la mira, y que según los servicios secretos de Gran Bretaña, podrían estar planeando su eliminación y hacerla parecer como un suicidio

En su pelea con los Militares rusos, el Jefe del Grupo Wagner ha relevado los errores garrafales de sus fuerzas armadas, como por ejemplo la última, donde Prigozhin dijo públicamente que los dos helicópteros Mi-8 y dos aviones Su-34 y Su-35S que fueron derribados el 13 de mayo en el espacio aéreo ruso, específicamente en la región de Brianks, fue por error de “fuego amigo”.

En suma, Prigozhin se ha convertido en un dolor de muelas para Putin y los jerarcas rusos, quienes en estos momentos estarían planeando la mejor manera de deshacerse de él; envenenarlo o lanzarlo por una ventana. Quieren callarlo por “lengua suelta” y hacerlo ver como un “suicidio”. Lo tienen en salsa y no es de ajo.