Explotada por un misil: La Dama de la Muerte de Putin que se jactaba de matar ucranianos

253
Ucranianos describen a Kachura con la máscara de rostro cálido con un corazón más frío que las estepas siberianas

Cristian Antonio Cooz.-La Comandante Olga Kachura era su nombre y le apodaban la Dama de la Muerte de Putin, tenía 52 años y era Teniente Coronel del ejército invasor ruso en el Donbass ucraniano. Era concubina de un oficial ruso con quien había tenido dos hijos en los últimos años, había nacido en el Donbass, Ucrania, pero desertó a Rusia tras la invasión de la península de Crimea en 2014, odiaba profundamente su país de nacimiento, disfrutaba y se jactaba supuestamente de humillar y asesinar ucranianos, por lo que era mujer de confianza del dictador ruso quien hasta le concedió la medalla póstuma de Héroe de Rusia.

Esta a grandes rasgos era la temible Olga “Kursa” Kachura, la Dama de la Muerte de Putin, quien el pasado jueves 4 de agosto murió cuando un misil ucraniano cayó sobre el vehículo militar en que se desplazaba por el frente del Donetsk, cerca de la ciudad de Horlivka, donde antes vivía.

Medios ucranianos dicen que la Dama de la Muerte de Putin era muy peligrosa, una sádica que disfrutaba torturando, humillando y asesinando ucranianos capturados, de lo que luego se ufanaba con sus superiores, subalternos, en las redes sociales y como lo dijo públicamente en entrevistas para los medios propagandísticos rusos.

“Una bella bestia”

Su rostro luminoso, como “amasado con leche y rosas”, con su cabello corto y rubio, conjugado con sus ojos verde esmeralda como lagos alpinos, su sonrisa perfecta, amplia y cálida, junto a su  voz entonada como canto de sirena, “era la máscara de una bestia”, según ucranianos que cayeron en sus garras y que tuvieron la buena suerte de poder escapar.      

En los últimos días antes de morir por un misil ucraniano, su belleza se había opacado. Se le veía fea,  delgada, ojerosa y colérica, quizás por tanto odio y maldad acumulados, según los ucranianos.  

El odio feroz de la Dama de la Muerte contra su propio país es tema de debate. Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que nació en el Donbass ucraniano y que vivió y trabajó como policía en la misma ciudad de Horlivka, a cuyos antiguos vecinos suyos bombardearía luego sin piedad y donde moriría luego alcanzada por un vengador misil ucraniano.

A la Dama de la Muerte de Putin, el mismo líder ruso en persona le había asignado la jefatura de una División de Artillería de Cohetes. Los blancos favoritos de la Comandante Kachura, no eran objetivos militares, sino centros poblados, donde sabía que mataría sin piedad a hombres, mujeres y niños no combatientes.

La Comandante Kachura, la reina del disfraz

Medios occidentales señalan que la Dama de la Muerte de Putin, había sido herida en dos ocasiones en la guerra del Donbass, pero se había negado a abandonar el frente. Esta feroz mujer, a quien Ucrania acusaba de horrendos crímenes de guerra, era tan temida, que Kiev se propuso destruir su División de Artillería y matarla, lo que finalmente se logró

Se cuenta que la Dama de la Muerte se arriesgaba mucho en el frente aunque era la comandante de su unidad. A menudo se disfrazaba con el uniforme ucraniano para recabar información y luego destruir sus objetivos con fuego de artillería o para capturar enemigos que luego en sus garras, sufrían de inenarrables actos de crueldad.

Kiev la condenó en ausencia a 12 años de prisión por crímenes de guerra, pero la esquiva Dama de la Muerte de Putin supuestamente se burlaba de Kiev y habría jurado que Ucrania sería destruida. La Dama de la Muerte de Putin, se suma así a los más de 90 oficiales de alto rango rusos que han sido abatidos desde que inició la invasión de Ucrania, pero la temible Kachura es la primera mujer oficial en caer.

Los ucranianos cuyos familiares fueron asesinados por la comandante Kachura, se alegraron de su muerte, pero creen que así, ella escapó de la justicia. “Murió rápido, quizás ni lo supo, tuvo mejor suerte que las víctimas que humilló, torturó y asesinó”, dijo un soldado ucraniano anónimo destacado en el frente.