Gobierno de Maduro podría ofrecer recompensa por Cliver Alcalá y abre proceso penal contra Guaidó

6592

Cristian Antonio Cooz.-Luego que el Mayor general (r), Clíver Alcalá Cordones dijera públicamente que las armas incautadas en Colombia eran para “liberar a Venezuela”, el gobierno de Maduro anunció que pedirá su extradición a Bogotá, mientras que fuentes extraoficiales no descartaron que ofrezcan una recompensa por su captura.

Aunque el Fiscal General de Venezuela, Tareck William Saab, habló este viernes 27 de marzo refiriéndose a un proceso penal contra Juan Guaidó y Alcalá, y a la extradición de este último, no dijo nada de la supuesta recompensa, aunque al parecer, es esa la “estrategia” que se ventila en Miraflores.

Esta presunta recompensa por Clíver Alcalá, sería una retaliación contra la oposición, luego que el pasado jueves el Fiscal General de Estados Unidos imputara a Maduro, a Diosdado Cabello y a otros personeros del gobierno venezolano por “narcoterrorismo” y que el gobierno de Donald Trump ofreciera $15 millones de recompensa por el presidente venezolano y $10 por sus colaboradores cercanos.

Meter o no meter preso a Guaidó, ahí el dilema

Fuentes extraoficiales indican además que la recompensa ofrecida por EE.UU enfureció tanto al gobierno chavista de Venezuela, que se habría decidido abrir un proceso penal contra Juan Guaidó y meterlo preso, sobre la base de presunta “traición a la patria” por su supuesta vinculación a los planes del mayor general (r) Clíver Alcalá de pretender derrocar a Maduro con el uso de operaciones armadas “quirúrgicas”.

El fiscal general de Venezuela, Tareck William Saab, aseguró este viernes que “Ayer el prófugo de la justicia y traidor a la patria Cliver Alcalá Cordones, confesó públicamente que intentó pasar armas hacia Venezuela para armar a grupos terroristas entrenados en Colombia y eso se hacía bajo las instrucciones del diputado Juan Guaidó“, sentenció Saab.

Fuentes colombianas aseguran que el gobierno de Iván Duque no extraditará al militar retirado venezolano y que eso haría que Maduro ofrezca una recompensa por él, al tiempo que obtiene una pequeña venganza contra la oposición venezolana y el gobierno de EE.UU por haberle puesto precio a “su cabeza”.

Por lo pronto, expertos en la geopolítica regional no creen que la venganza de Maduro lo lleve a meter preso a Guaidó, porque eso podría desatar un conflicto militar en toda regla. Aunque otros creen que, quien cree eso, lo subestima.

Políticos de oposición venezolana cren que actualmente que Maduro desoja la margarita y que, parafraseando al Hamlet de Shakespeare, sopesa: “Meter o no meter preso a Guaidó, ahí el dilema”.