Jugaban “la papa caliente” con una granada y murieron destrozados en Valencia  

393
La explosión mató instantáneamente a los presuntos delincuentes

Cristian Antonio Cooz.-Dos presuntos delincuentes murieron destrozados y un menor de edad resultó herido cuando la granada fragmentaria con la que el dúo jugaba “la papa caliente” les estalló encima en un dantesco hecho ocurrido este sábado en el callejón 105 del barrio Francisco de Miranda, sur de Valencia, estado Carabobo.

Según se supo, los presuntos choros identificados como “El Valenzuela” y su compinche “El Javielito”,   celebraban que este último había salido el día anterior del penal de Tocuyito donde pagó condena por sus antecedentes de droga, robo y homicidio.

El repentino estallido de la granada pescó por sorpresa a ambos sujetos cuando al parecer “El Valenzuela”, muerto e risa, se la pasaba a su panita “El Javielito”, quien  llegó a atajarla solo para que el artefacto detonara y en fracciones de segundo le arrancara la mano derecha antes de  lanzar mortales y ardientes esquirlas en un radio aproximado de 3 metros, que atravesaron sus cuerpos como si fueran de mantequilla.

La explosión de la granada lazó a “El Valenzuela” con el capot de un carro, donde quedó tendido, sangrando y con parte de su pierna derecha destrozada. “El Javielito” quedó inerte en el pavimento, terminando así para siempre su celebración de haber salido del penal de Tocuyito.

“Mitad pa´ ti, mitad pa´ mi”

Fuentes locales no oficiales, indicaron que al parecer en su mortal juego, los sujetos decían “Mitad pa´ ti, mitad pa´ mi”. No se sabe si hablaban de lo que se repartirían producto de sus actividades delictivas o de o de otra cosa, “lo cierto es que ambos llevaron”, dijo la fuente.

Trascendió que los delincuentes le habían quitado la anilla de seguridad a la granada para hacer más temerario el peligroso juego, por lo que el artefacto se activó, matándolos en el acto como se dijo e hiriendo a un menor que al parecer pasaba por la zona.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) Carabobo llegaron al sitio y trasladaron los cadáveres de ambos sujetos hasta la morgue de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera de Valencia.