Le tocó a un juez: Otro funcionario ruso que ¿lanzan? por una ventana

463
Presuntamente a Artem Bartenev "lo suicidaron"

Cristian Antonio Cooz.-Otro funcionario de alto cargo del régimen ruso que casualmente había hecho algunas críticas sobre el camino que ha seguido la guerra tras la invasión de Putin a Ucrania, ha caído (¿o lo lanzaron?) por una ventana. Esta vez le tocó el turno a un juez federal de nombre Artem Bartenev de 42 años, quien según Moscú, se habría “suicidado” este jueves 8 de junio de 2023 saltando desde el piso 12 de su apartamento en la ciudad de Kazán, en la república rusa de Tartarstán.

“O al FSB ruso se le acabó la imaginación para matar, o le gusta sembrar temor en sus propios funcionarios civiles y militares para que sepan que esta es “su firma”, o sencillamente a sus agentes les gustan las ventanas de la muerte”, ha expresado un agente de los servicios secretos occidentales.

Al parecer, los agentes rusos del Servicio Federal de Seguridad FSB que se encarga de proteger al régimen ruso de enemigos internos y externos (imaginarios y reales), tendría incluso una nefasta unidad que se encarga de lanzar gente por las ventanas y se llama “la ventana muerta” o “The window dead” en inglés o sencillamente “Glukhoye okno” en ruso.

Mientras la esposa paseaba el perro

Según la policía local, el juez federal Artem Bartenev ejercía en el Tribunal del Distrito de Kirovsy, en la ciudad de Kazan desde que fue nombrado por decreto de Vladimir Putin el 14 de julio de 2022, No llegó a cumplir el año en su cargo.

El juez ruso Bartenev era casado y padre de dos niñas, quienes afortunadamente no se encontraban en el apartamento porque andaban con su mamá paseando el perro. Precisamente el día de su muerte, el juez ruso debía presidir un juicio.

La prensa rusa y los usuarios de las redes sociales tratan de no tocar estos casos de supuestos “suicidios” de altos cargos rusos desde el inicio de la invasión de Putin a Ucrania y solo tratan los hechos como “circunstancias inusuales”.

“Ellos saltaron por la ventana”, menos la del avión

Desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania en febrero de 2022, varios jerarcas, militares y oligarcas rusos han muerto en sospechosas circunstancias que implican el mismo patrón…la caída por ventanas. El régimen de Moscú ha afirmado (sin molestarse mucho en que lo crean) que todos ellos se “suicidaron”. “Ellos saltaron por la ventana”.

Todos estos personajes trágicos han tenido en común en que han sido críticos constantes de la invasión a Ucrania, o simplemente dijeron algunas palabras desafortunadas contra la guerra de Putin.

Entre los “suicidados” están: Ravil Maganov, quien fuera el poderoso presidente de la compañía petrolera rusa Lukoil. Este ruso cayó desde el sexto piso del Hospital Clínico Central de Moscú el 1 de septiembre de 2022.

El 25 de diciembre de 2022 le tocó el turno a Pavel Antov, diputado, empresario y miembro del partido político de Putin “Rusia Unida”. Antov cayó desde una ventana desde el hotel Sai International de Rayagada, en la India. Dos días antes, su amigo Vladimir Bidenov, había sido hallado muerto en su habitación del mismo hotel.

En febrero de 2023 “se suicidó” en un suburbio de Moscú el general de división Vladimir Makarov de 72 años, luego de ser despedido por Putin del Ministerio del Interior. Días después, el 16 de febrero de 2023, María Yankina (58), directora del Departamento de Apoyo Financiero del Ministerio de defensa ruso cayó por la ventana de su apartamento en la calle Zamshina en San Petersburgo.

A mediados de mayo de 2023, el viceministro de Ciencias ruso, Piotr Kucherenko (46) iba en un avión comercial en un vuelo La Habana-Moscú, tras haber participado en Cuba en la XX Sesión Intergubernamental Cuba-Rusia, cuando se descompensó y murió de manera fulminante.

El 4 de junio de 2023, Yuri Demin (62), jefe de Inspección Estatal de Seguridad Vial de la región de Sverdlovsk, cayó por una ventana en su casa de veranoen la localidad de Sysert mientras obreros reparaban su dacha.

Hasta este junio de 2023, desde el inicio de la invasión a Ucrania el 24 de febrero de 2022, han sido supuestamente unos 30 funcionarios, jerarcas, militares y oligarcas rusos que “han caído por ventanas” o se han “suicidado” de otras maneras. Pero las preferidas, según las autoridades de Putin, han sido las Ventanas.

Al parecer de los servicios secretos occidentales, la nefasta unidad “Ventana Muerta” del Servicio Federal de Seguridad FSB existe y es la que está llevando a cabo asesinatos selectivos de opositores o críticos a Putin, para luego hacerlos parecer como suicidios.