Madre, hijas y nieto: 4 integrantes de una familia mueren por incendio en San Diego

306
La tragedia enluta a San Diego

Cristian Antonio Cooz.-Cuatro integrantes de una misma familia perecieron calcinados y asfixiados por el humo de un devastador incendio que se originó en su vivienda del Conjunto Residencial Tiziana Villa, ubicado en la vía La Cumaca, municipio San Diego del estado Carabobo.

Este hecho de dimensiones dantescas, ocurrió alrededor de las 4:30 de la madrugada del domingo 9 de octubre mientras que la familia de 6 integrantes dormía.  Las víctimas fatales fueron identificadas como Yairileth Guedez (19), su hermana Yaileth Guedez y el niño Saúl Martínez de 5 años, hijo de esta última. Al parecer los 3 sufrieron quemaduras muy graves e inhalación de humo.

Mientras que una cuarta víctima fatal fue identificada como Yamileth Oviedo (44), quien al parecer era la madre de las dos jóvenes y abuela del niño Saúl, falleció tras ser ingresada al Centro Médico Dr. José Gregorio Hernández, mejor conocido como El Hospitalito de San Diego.

Vecinos pudieron salvar sólo a dos

Eran 6 los integrantes de la familia que estaba durmiendo en la casa para el momento del pavoroso incendio, y solo dos de ellos (ambos hombres) se salvaron. Estos ciudadanos afectados por la inhalación del espeso humo del incendio, fueron trasladados a su vez a la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera de Valencia, donde al parecer estaban fuera de peligro físicamente para la mañana de este lunes 10 de octubre, pero destrozados emocionalmente.

De acuerdo al testimonio de una vecina identificada como Mayela Ramos, el clamor despertó a los vecinos de Tiziana Villa de San Diego, por lo que muchos acudieron a tratar de ayudar.

A riesgo de sus vidas, tumbaron la puerta, mientras que alguien utilizaba un extintor de incendios. Pero la candela estaba muy alta, logrando sacar de aquella pira funeraria a sólo dos de los 6 integrantes de la familia, que como ya se dijo, eran los dos hombres de la casa: padre y yerno.

Cortocircuito de ventilador

En su testimonio, Mayela Ramos y otros vecinos de San Diego, indicaron que cuando llegaron los bomberos (que según los relatos, se tardaron mucho), consiguieron a las tres damas y al bebé, muertos, encerrados en un baño donde quisieron resguardarse en un último intento de salvar sus vidas.

Insistieron en que los bomberos “no tenían gasolina en sus carros para llegar al sitio y por eso se tardaron. Tampoco contaban con los implementos necesarios para combatir las llamas y que incluso, uno de ellos, hubo de utilizar la interna de su celular para alumbrarse entre el espeso humo”.

Al parecer, las llamas se originaron por el presunto cortocircuito de un ventilador, aunque los bomberos analizan la escena de esta espantosa tragedia para determinar exactamente qué fue lo que ocurrió y que le costó la vida a estas cuatro personas de una misma familia.