En Naguanagua: quiso decapitar a su madre con un “machetote” por no darle pa’ las drogas

351

Cristian Antonio Cooz. – Un sujeto que, “seguramente se ganó un boleto al infierno con todo los gastos pagos”, intentó dacapitar a su propia madre con un “machetote” en el Municipio Naguanagua del estado Carabobo.

Según relataron los vecinos, eran como a las 10am de este sábado 10 de septiembre cuando este individuo identificado como Carlos David Hernández Quintero de 28 años de edad, llegó frente a la humilde vivienda de su madre, ubicada en barrio Colón de Naguanagua y a grito pela’o, le exigió que saliera.

La atribulada madre abrió la puerta y salió a dialogar con su perverso, pero amado hijo, a ver si hacía entrar en razón aquel cerebro de neuronas destruidas por las drogas.

“No me des ragaños, ni consejos ni un #$&:# ‘e la madre”

Al parecer, hacía semanas que la angustiada mujer no dejaba que su hijo entrara a la vivienda porque “cuando estaba droga’o, le  entraba a coñ… golpes”, dijo uno de los vecinos.

Pero esa mañana (según los vecinos), la dama, movida a compasión en su corazón de madre, arriesgó su vida, intentando convencer a aquella furibunda sabandija, de que “se portara bien, que enderezara su camino chueco para poder volver a casa”.

Al parecer, Carlos David no quería escuchar “consejos ni regaños ni un #$*” & # ‘e la madre”, como chillaba enloquecido para que todos escucharan.

Presuntamente estaba ahí para exigirle a su mamá, le diera dinero para él comprar droga.

Ella se negó y acto seguido, decenas de pares de ojos de vecinos curiosos (que sabían que aquel sujeto era muy peligroso y no precisamente “el hijo del año”) , habrían visto como este “peló por un machetote tres canales que había llevado en la cintura envuelto en papel periódico para la entrevista con su madre”.

“Esquivó como Matrix y corrió como Flash”

Chillando como una bestia infernal, Carlos David le lanzó un machetazo al cuello a su madre, logrando sólo cortar el aire con un sonoro ¡zuasssss!

El instinto de supervivencia y el torrente de adrenalina, hicieron que la señora esquivara con sorprendente agilidad y que, con la misma, se pegara una carrera olímpica hacia en interior de la casa, cerrando la puerta tras de si.

“Esquivó cómo Matrix y corrió cómo Flash”, dijeron algunos vecinos sorprendidos por lo que puede hacer una persona cuando está asustada.

Hasta ahí, los vecinos fueron sólo espectadores, pues de inmediato, llamaron a la Policía Municipal de Naguanagua.

Cuando llegó Polinaguanagua, Carlos David botaba espumarajos de ira y aberrantes amenazas de muerte lanzaba contra su madre, mientras blandía el machete.

“No estaba tan loco, porque cuando fue rodeado por la Policía, soltó el machete y se rindió pa que no lo detonaran”, dijo otro lugareño que no quiso ser identificado.

El hijo macetero fue recluido  de manera preventiva en el  Centro de Coordinación del Ciudadano en la Policía Municipal de Naguanagua, donde el Fiscal de Guardia lo presentará ante las autoridades correspondiente con el fin de castigarlo por intento de agredir a la progenitora con un objeto cortante.

“Hasta los momentos se desconoce si el detenido presenta algún problema mental, o actuó bajo los efectos de alucinógenos. Por lo se será remitido al patólogo forense para su respetiva evaluación médica”, según indicó el parte policial.