No creo en el olvido

191

Quisiera estar contigo
acompañarte en tu
delirio, resbalarme por
tu piel hasta no llegar
a ninguna parte y a
todos tus extremos
a la vez.

Hay un inmenso
tesoro en tu recuerdo
que es etéreo
y tangible como el oro.

Camino aún por tus
pliegues oníricos
y soleados busco
tus caminos en un
enjambre de nostalgias
punzantes y volátiles.

No puedo hallarte
pero tú siempre me
consigues, quiero
llegar hasta ti
pero tú me empujas
y me tienes en tus manos
para siempre.

No creo en el olvido
ni siquiera cuando
no me acuerdo de ti.

No cabes en ningún
corazón no puedo
detenerte y al final
me alcanza tu destello
firme, cálido y transparente.

Entre tu aire y yo
nunca habrá final
habrá si quieres
puntos suspensivos
habrá citas rotas
habrá cielos oscuros
pero nunca final.

Porque tú eres mi
destino obligatorio
mi claridad inexorable
continuada y sin fin

Eres sencilla, seca
húmeda, fértil y
envolvente, no
tienes distancia
eres indeleble
absorbes toda
mi pasión con
tu sonrisa joven
y acerada.

Quiero discurrir en ti
todo lo que me resta
de aventura quiero
no necesitarte
y presenciarte
tanto que no
te extrañe

Quiero abrazar tu
luna tu sol tu fuego
y tu brisa.

Quiero cuando al fin
se apague mi brazo
poder sonreírte
mientras te esparcen
en mi regazo.

Cristian L. Cozz
Dedicada a Venezuela!