Ricardo Adrián: “Es con los trabajadores que se enfrenta el bloqueo económico”

174
Ricardo Adrián
Ricardo Adrián candidato de Carabobo a la Asamblea Nacional por el PCV | FOTO: Prensa CRPP

En entrevista con Ricardo Adrián, periodista, militante revolucionario de la corriente marxista del poder popular, abordamos temas de debate sobre las elecciones parlamentarias del 6 de Diciembre en Venezuela y en la que es uno de los cuatro candidatos nominales por el Circuito 5 en Carabobo en la tarjeta del histórico gallo rojo, el Partido Comunista de Venezuela (PCV). Cabe destacar, que el PCV realizó alianza con la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), expresión de movimientos populares de la izquierda antiimperialista que expresan críticas a las políticas económicas del gobierno a la vez que rechazan el bloqueo imperialista promovido por la derecha venezolana.

¿Quién es Ricardo Adrián y por qué dedicar su vida a la política para la clase oprimida?

En mi experiencia de vida, primero me sensibilicé con la causa del pueblo trabajador, con su reclamo de justicia y dignidad, luego comprendí sus causas y la necesidad de una revolución que desmontara el orden de la opresión, y finalmente la necesidad de tomar el poder, sin lo cual toda transformación es reversible; yo que soy un joven venezolano, me tocó, digo yo, con fortuna vivir el período de ascenso revolucionario del comandante Hugo Chávez y el pueblo, desde muy joven me integré a esta lucha, siempre la defendí en las peores condiciones y la sigo defendiendo hoy, tanto de la derecha como de los traidores que torcieron a conveniencia de factores elitescos y de la deuda extranjera los ideales y el camino trazado por Chávez en el Plan Patria.

¿Cuáles son las medidas que debió o debe considerar el gobierno que no fue escuchado y por el cual las bases de izquierda del chavismo se inclinan hacia el PCV?

Nosotros, desde el CRPP, igual que el PPT, Tupamaros, (antes que el TSJ le quitara la tarjeta), dimos una serie de alertas tempranas para orientar al Presidente de la República de los peligros de las alianzas y acuerdos con sectores de la mal llamada burguesía nacional y sobre la necesidad permanente de que el pueblo organizado asuma el poder y se tracen políticas revolucionarias que profundicen el proceso revolucionario. Tal es el caso de las batallas productivas, los Consejo Productivos de Trabajadores (CPT), que fuera más allá de su elección; al igual que las comunas, los CLAP, consejos de campesinos, federación de maestras y maestros, consejos de salud, el pueblo organizado sigue en pugna con el poder constituido y muchas veces es la visión capitalista la que se robustece, al parecer sin darse cuenta, que se están revirtiendo los avances políticos estratégicos y es allí donde llegamos a esta encrucijada.

La gente quiere medidas que contrarresten las consecuencias del bloqueo, y se tomen medidas coherentes con el proceso revolucionario, con las medidas mínimas que nos dimos en el Plan Patria, no un capitalismo de rostro humano que ya sabemos fracasó y que podría desencadenar a una entrega del proceso y de sus constructores por tantos años.

¿Qué pretende la APR-PCV para este 6D?

La irrupción de un nuevo polo de fuerzas sociales proletarias y revolucionarias que atraerá aceleradamente a las grandes mayorías a la lucha por el poder político para resolver la crisis y hacer justicia social en el país.

 

Sobre la propuesta del salario igual a canasta básica, cómo se lograría garantizar el Artículo 91 de la Constitución si el gobierno nacional argumenta que “no hay ingresos por el bloqueo”

Lo primero, es entender las sanciones. Estas sanciones a Venezuela no son solo impuestas por el gobierno de los EEUU, la sanciones han sido desplegadas por una clase social mundial que ejerce un dominio sobre la población mundial y espera con estas medidas que no podamos producir petróleo, que no podamos exportar petróleo en este momento, porque ellos consideran que esas reservas de Venezuela son las reservas a futuros para ser explotadas para sus compañías transnacionales, las que sobrevivan a la debacle del capitalismo monopolista en este momento. Estos son los artífices de las sanciones a Venezuela, no podemos llamar engaño, quieren disponer del futuro de la humanidad para sostenerse cómo clase gobernante mundial. Esa clase nos está agrediendo, y esa clase tiene expresiones a lo interno de la Nación y son los sectores capitalistas monopólicos internos y su papel es ejecutar de manera subordinada las mercancías que producen estás oligarquías transnacionales y es un error considerarla a una “burguesía nacional” por tanto, acentúa el régimen de las sanciones contra el país. Su apuesta programática siempre será el predominio privado de su afán de lucro llevándose al precipicio a toda la población.

Esto, aún con los incentivos Económicos que le ha dado el gobierno: Exoneración de aranceles, dolarización de la economía, salario a menos de un dólar, eliminación de facto de la inamovilidad laboral según la interpretación del artículo 148 LOTTT con la que esta burguesía saca a patadas en Carabobo a más 5000 trabajadores a la calle, sin que el ministerio defienda los derechos laborales. Entonces esa clase parásita, sin duda está al servicio de la acentuación del régimen de las sanciones en nuestro país, aumentando el paro técnico.

Lo que queremos decir es que no se puede creer que con la burguesía se está enfrentando las sanciones.

La crisis se enfrenta con las y los trabajadores y para la Nación. Sobre la premisa de que “con la burguesía vamos a salir de la crisis” está totalmente equivocada, es una premisa que nos condena a sufrir mayores calamidades es, frente a la desangre de los pueblos, un “remedio” que acentúa y aumenta los síntomas de la crisis de nuestro tiempo, de la crisis estructural en Venezuela que no es otra que la economía dependiente, atada, por una clase social que hace prevalecer sus intereses a los gobiernos adecos y copeyanos, y ahora al gobierno actual imponiendo su tendencia de conducir la crisis hacia los trabajadores, acentuar la dependencia, y centralmente a la desnacionalización del país, es decir, la intervención cada vez mayor del capital de los intereses extranjeros en los recursos de la Nación.

Y las y los trabajadores deben aplicar el torniquete y rebelarse para garantizar la soberanía y la supervivencia.

Ya queda entonces planteado el por qué de las crisis y de como los beneficios a la burguesía no garantizan ni los derechos sociales, económicos, ni está planteado un aumento de salario bajo esa lógica en la revolución económica que necesitamos.

Hay países bloqueados, ejemplo Irán y sus salarios son de los más altos del mundo. Aquí hay que cambiar la correlación de fuerzas de clases sociales, y esa opción en el PCV está planteada de cara al país como una Alternativa Popular Revolucionaria que rescate y ponga en funcionamiento el Plan Patria y contrarreste de verdad a los operadores de ejecutar las sanciones desde dentro.

¿Por qué el socialismo es la salida de la crisis?

Nosotros creemos que sí, el modo de producción socialista requiere de unas condiciones materiales concretas, de allí que Marx concluyera que la base del socialismo es la gran industria, es el desarrollo de una enorme conciencia social basada  en la propiedad social sobre los medios de producción.

Fundamentalmente la toma del poder por parte de la clase trabajadora, este es el punto de partida que aspiramos se  dé para que todo desarrollo de la producción sea capitalizado por el pueblo trabajador y no por las oligarquías financieras imperialistas.

Mientras tanto, lo que estamos planteando es un cambio en la correlación de fuerzas económicas y políticas que permitan implementar los controles de clase sobre la economía y por ende una planificación basada en la urgencia nacional de salir de la calamidad y la crisis.

Te podría interesar: Javier Bertucci promete salario mínimo dolarizado (+VIDEO)