Se hizo pasar por muerto por Covid-19 para llenar tanque de gasolina de carroza fúnebre

391

Cristian Antonio Cooz.- Un hombre se hizo pasar por muerto por Covid-19, para que su compañera llenara el tanque de la carroza fúnebre que esta condujo hasta la estación de servicio “Bella Vista, municipio Libertador del estado Mérida.

“Es cierto que nosotros los venezolanos nos la inventamos para llenar los tanques de gasolina por la brutal escasez de combustible, pero este caso se lleva con mucho la palma de oro, por lo demente que es, jajaja”, dijo un conductor en la cola para surtir .

Según se supo, el loco caso ocurrió este jueves 23 de octubre cuando la pareja decidió llevar a cabo su descabellado plan, sin pensar en las consecuencias.

Peló bola por Covid”

La conductora de la carroza fúnebre identificada como Carmen Eliana Dugarte de 33 años, llegó a la mencionada gasolinera y, poniendo cara de angustia, pidió a los despachadores que le llenaran urgente el tanque de su carroza Ford Fairlane, porque transportaba un muerto por coronavirus.

Carmen Eliana mostró a los bomberos y a los policías de la municipal de Libertador que estaban ahí por seguridad y control vehicular, un acta de defunción a nombre del difunto Jackson Belandria de (41).

Ella insistía a los bomberos y a los policías que Jackson había “pelado bola” por falla orgánica a causa del Covid-19.

“Llénenme el tanque rápido o este muertico va a contagiarlos a ustedes y a un gentío aquí”, dijo presuntamente la mujer para asustar a los bomberos y alos policías y hacerlos que hicieran lo que ella decía.

En la bandeja de muertos

Sin embargo, los bomberos y los policías sintieron algo sospechoso en el apremio de aquella mujer.

Fue por eso que ante la insistencia, casi violenta de la conductora de la carroza fúnebre, decidieron ir a revisar el cadáver que ella transportaba.

Alterada, Carmen se quejó de que si hacían eso se iban a contagiar de Covid-19, pero los policías, cumpliendo con las medidas de bioseguridad, igual fueron hasta la carroza y abrieron la parte del compartimiento trasero.

Ahí estaba un cuerpo de hombre, cubierto con una sábana y con tapabocas, acostado sobre la bandeja de muertos.

Lo increíble era que el supuesto muerto… se movía.

¡Resucitó!

Los policías notaron que “el cadáver” se movía levemente, por lo que le quitaron la sábana de un tirón, asustando “al muerto” que pegó un brinco, sentándose en la bandeja.

Un curioso de la cola para echar gasolina pegó un chillido: ¡resucitó!

Pero los policías ni se inmutaron. Habían confirmado lo que sospechaban. Aquel sujeto no estaba muerto nada.

¿Locos irresponsables o fuma’os?

Los policías le pusieron los ganchos tanto al “muerto”, como a la conductora de la carroza fúnebre y fueron trasladados al Centro de Coordinación Policial para ser puestos a la orden del Ministerio Público.

El hecho se regó como pólvora en la cola para echar gasolina, causando risas, asombro y preguntas tales como: ¿son locos, irresponsables o estaban fuma’os?

Tanto el “muerto” como su viva cómplice, van a pasar mucho tiempo a la sombra…y no de un cementerio.