¡De terror! el cohete chino Long March 5B pasó sobre Venezuela

202

Cristian Antonio Cooz.-El cohete chino Long March 5B, o “cohete chino loco” (como ya se le conoce al norte de Sudamérica), pasó entre la noche del viernes 7 de mayo y la madrugada de este sábado 8, sobre territorio venezolano, específicamente hacia el estado Amazonas. Una hora y media después, pasó al noroccidente del país caribeño; cumpliendo el mismo ciclo de peligro mortal otra hora y media después.

Según los científicos que le hacen seguimiento al cohete chino Long March 5B, este artefacto que viaja a unos 28 mil kilómetros por hora pasó al menos 3 veces sobre territorio venezolano, antes de derivar sin control más al sur hacia Brasil y Surinam en el trayecto descontrolado de su órbita elíptica.

Los restos del cohete chino Long March 5B pasaron específicamente sobre Venezuela a partir de las 9:00 de la noche del viernes 7 y al menos hasta las 2:00 de la madrugada de este sábado 8 de mayo, para luego desplazarse, sin garantías de que no regrese de nuevo.

De acuerdo al Pentágono de EE.UU y a los radares de su Comando Espacial, este cohete chino Long March 5B, también pasó sobre Perú, Ecuador, Colombia e incluso sobre España y otros países europeos.

Una ruleta rusa…china

Es total el descontrol del cohete chino, que hacia la madrugada de este sábado 8 de mayo su órbita se había desplazado hacia el centro de Sudamérica, pasando peligrosamente por Argentina y Chile nuevamente.

A su constante velocidad de 28 mil kilómetros por hora, rota la tierra cada hora y media aproximadamente, mientras su fricción con la atmósfera terrestre le convierte en una bola de fuego destructora que, tal como una mortal ruleta rusa, es incierto a quien le va a caer indeseado “premio”.

Los chinos han insistido en que el cohete se desintegrará totalmente a su reentrada a la atmósfera terrestre porque según su explicación, en su programa espacial trabajan con materiales ligeros, aunque el hecho es que el cohete sigue su amenazadora “trayectoria loca, sin querer desintegrarse y sin importar las mentiras de los chinos”, como dijo un estresado controlador de la NASA que no quiso ser identificado.

 Parte de un cohete chino ya le cayó a Costa de Marfil

 Actualmente la inclinación orbital del cohete chino es de 41,5 grados, por lo que las probabilidades incluyen que podría caer en alguna parte de Chile, Nueva Zelanda o posiblemente en el Océano Pacífico, como esperan los científicos.

Los astrofísicos siguen apostando porque el cohete chino Long March 5B caiga a la tierra sin causar daños a poblaciones humanas, pero ya existe un precedente de que el peor escenario puede convertirse en una aterradora realidad.

Como otros colegas alrededor del mundo el astrofísico español José María Madiedo, del Instituto de Astrofísica de Andalucía, cree que, como la superficie del mundo es mayormente agua, los restos del cohete pueden precipitarse al mar sin causar daños a poblaciones humanas.

Aunque Jonathan McDowell del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard coincide con las apreciaciones de su colega español en que la situación “no es de peligro extremo”, inquietó mucho que recordara que la última vez que un cohete chino Long March 5B fue lanzado, escombros del mismo cayeron sobre Costa de Marfil en África Occidental, dañando varios edificios.

Los científicos de la Agencia Espacial Europea (ESA) comunicacionesac@esa.int creen que los restos del cohete chino caerán en el océano sin afectar a ningún país, pero visto el caso de Costa de Marfil, en África Occidental, no pueden estar 100% seguros de eso por lo errático del comportamiento del Long March 5B.

Los chinos tranquilos

Quienes no parecen compartir los temores del mundo entero porque el cohete Long March 5B “les caiga en la cabeza”, son los mismos chinos. Pekín parece tranquilo, sin temores, e incluso han anunciado que seguirán usando este tipo de cohetes de 53 metros de altura y 22 toneladas de peso para su programa espacial.

Con el Long March 5B terminarán de armar su estación espacial “Tianhe o Armonía Celestial”,  la cual quieren tener lista para el año 2022, para lo cual tienen programados más de 11 vuelos. Lo cierto es que si este cohete cae sobre un centro poblado como ya pasó en Costa de Marfil y causa muertes, el Gobierno Comunista Chino se ganará el repudio internacional, pero esto podría no detener su empeño de llevarle la delantera a estadounidenses, rusos y europeos en la carrera por el espacio exterior.

Mientras los chinos están tranquilos, el resto del mundo contiene la respiración y solo espera que el “cohete chino loco” caiga de una vez por todas sin consecuencias sobre las poblaciones de la Tierra.