Trabajadores de la salud protestaron a las afueras de la CHET para exigir salarios dignos y denunciar carencia de insumos en centros médicos de Carabobo

208

Redacción. – Estrechamente vigilados por la Policía de Carabobo, médicos, enfermeras, camareras y representantes sindicales, provenientes de los distintos ambulatorios y hospitales de la región, cerraron de forma parcial la avenida Lisandro Alvarado de Valencia, estado Carabobo, para exigir sueldos dignos y denunciar la falta de insumos en los centros de salud.

Fue este miércoles 17 de marzo que con pancartas en mano y gritos de impotencia, los profesionales de la salud en la entidad carabobeña, dejaron sentir su gran descontento con esta situación.

El delegado sindical Rostyn Flores dijo que la lucha no sólo es para garantizar un salario ajustado a las necesidades, sino para garantizar a los ciudadanos el derecho a la salud, pues con la situación actual, los familiares de los pacientes tienen que comprar listas de insumos médicos para ser atendidos.

No todo el personal ha sido vacunado contra el Covid-19

Aclaró Flores que no todo el personal que labora en la CHET ha sido vacunado contra el coronavirus como las autoridades han informado.

Pidió a las autoridades que asuman su responsabilidad de mejorar los salarios del personal de salud y dotar a los hospitales como se debe.

2 semanas con un tapabocas desechable

Una de las manifestantes del área de limpieza, indicó que tiene como dos semanas trabajando con el mismo tapabocas desechable, porque no les dan más.

Señaló que de paso, no puede comprar otro, porque lo que le pagan es un millón 500 (1.500.000,00 Bs).

“No es justo que uno trabaje con un tapaboca desechable dos semanas. Esto hay que quitárnoslo y botarlo. Aquí no nos dan cloro, ni cera, ni nada de eso. Limpiamos con trapos que traemos de la casa. La comida de los pacientes y de todos, es patética…”, expresó.

Años sin comprar zapatos

Por su parte, Jackeline Alvarado, camarera con 13 años de servicio en el área de medicina quirúrgica y emergencia de adultos, manifestó su preocupación al sentirse expuesta por no contar con los implementos de bioseguridad.

Alvarado dijo que tiene años sin comprar un par de zapatos, ni los dotan de uniformes. “Amo mi trabajo, pero tengo que agarrar 6 autobuses diarios, y el sueldito se me va casi todo en pasaje”.

Nos quitaron el salario de transporte…la gente sale llorando”

Jackeline Alvarado denunció además que “nos quitaron el transporte. El salario de transporte que nos pagaban mensual no los quitaron también. Nos pagan son 1.500.000 ¿qué comemos nosotros? Estamos luchando por nuestro hospital porque tenemos años trabajando ahí. No hay nada, la gente sale llorando de ahí… ”

#Carabobo #Lasnoticiasdehoy #Venezuela #17marzo